perros
Noticias Internacional

El religioso pide a sus feligreses seguir su ejemplo, que no miren hacia otro lado si encuentran uno que necesite ayuda.

Se trata del padre Joao Paulo Araujo, quien hace ya varios años ha adelantado una gratificante labor con los perros callejeros en la ciudad de Gravatá en el estado de Pernambuco, Brasil.

El religioso recoge a estos animalitos de la calle, les brinda comida y un techo donde puedan estar protegidos.

El sacerdote que ha sido apodado por su comunidad como “el cura de los perros” se desvive por ellos.

De hecho, en su iglesia ha adoptado a varios y a diario recibe más caninos que llegan hasta el templo como si llegaron gracias a un llamado divino.

se encarga de darles comida y refugio mientras encuentra quién los adopte.

Allí, en la parroquia de Sant’Ana, donde es cura, todos los perros callejeros son bienvenidos.

De hecho, el Araujo mandó a instalar comederos para los animales en los laterales de la iglesia. Y hasta sala de televisión les tiene.

Hasta donde llagan además del alimento, buscando encontrar cobijo, una caricia y amor.

Así mismo, realiza una ardua labor en búsqueda de donaciones para poder curarlos de todas las enfermedades o heridas que puedan presentar.

Ello, acompañado de las campañas que realiza para la consecución de de comida y recursos para mantener a sus adorados inquilinos.

Así mismo, constantemente invita a sus feligreses a continuar su ejemplo, expresándoles que “si se topan con un perro que necesita ayuda, consideren adoptarlo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here