Un día ella le escribió por Facebook y se dio el esperado reencuentro.

Noticias Internacionales.

Holly fue madre cuando era tan solo una adolescente. Ella entregó su bebé en adopción a Angela y Brian Hulleberg, una pareja de esposos del estado de Utah que deseaba con ansias tener un hijo.

Benjamín se llamó el niño, quien desde muy pequeño supo que era adoptado y quiso saber sobre el paradero de su madre biológica.

Por su parte Holly siempre quiso saber de aquel hijo que había entregado en adopción y 20 años después de aquel episodio, hubo un reencuentro entre madre e hijo.

Foto: @tnnoticias

Ella buscó a su hijo por redes sociales, sabía de su nombre y decidió localizarlo para felicitarlo el día de su cumpleaños.

Y así fue. Lo encontró y le escribió un mensaje a su chat: «Feliz cumpleaños, espero que tengas un maravilloso día».

El joven le preguntó quién era y ella le contestó que él era su bebé.

«Cuando ella me explicó quién era, fue como si me golpearan un montón de ladrillos. Era el día que había estado esperando durante los últimos 20 años, llegó. Fue mucho para asimilar», contó el joven en entrevista con Good Morning America.

Holly y Benjamín.

Antes de escribirle a su hijo, Holly estaba muy indecisa ya que ella «no quería era ser una piedra en su vida. Así que solo lo observó desde la distancia». «Tenía 18 años cuando lo encontré y estaba muy indecisa», relató al medio anteriormente mencionado.

Luego del mensaje de felicitación, Benjamín le dijo a su madre biológica que quería conocerla: «Me pidió que nos encontráramos de inmediato, lo que me sorprendió un poco. No esperaba eso, pero planeamos una cena al día siguiente para reunirnos en Red Robin con nuestras dos familias», confesó Holly.

«No estaba dispuesto a esperar más. Esperé 20 años y eso fue suficiente para mí», le dijo Benjamín a su madre.

El 21 de noviembre de 2021 se dio el tan anhelado reencuentro.

Primero, Holly se vio nuevamente con aquellos padres adoptivos de Benjamín: «Se veían básicamente iguales a como los recordaba, así que fue agradable», relató.

Acto seguido, apareció en escena su hijo: «Se acercó, me tocó en el hombro y la alegría me desbordó. Nos sentamos abrazándonos durante unos cinco minutos y llorando. Simplemente ocurrió», rememoró.

«Cuando la vi, se puso de pie y me dio un abrazo y lloré. Solo la miré y dije: ‘Eres real, como si estuvieras frente a mí’. Y fue surrealista», expresó por su parte Benjamín.

La sorpresa más grande llegó cuando ambos se dieron cuenta que trabajaban en el mismo lugar. Holly y Benjamin laboraban en el Hospital St. Mark de HCA Healthcare en Salt Lake City.

Allí habían trabajado por los último dos años.

Benjamín laboraba como voluntario en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital, mientras que Holly era asistente médico.

«Todas las mañanas, entraba por el pabellón de mujeres para ir a trabajar. Así que pasé por la UCIN todos los días. Estacionamos en el mismo garaje, podríamos haber estado en el mismo piso, no teníamos idea de que estábamos tan cerca», contó la madre biológica feliz de volver a ver a su hijo.

Foto de portada: @a24.com

Le puede interesar:

En México rumoran que Ana Gabriel «es la verdadera madre de la actual Miss Universo»

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here