Noticias Deportes.

La pena en estos casos puede ser de hasta 5 años de prisión y hasta 75.000 euros (88.788 dólares) de multa, además de las suspensiones de la UCI a sus ciclistas.

Nairo Quintana no alcanzó a estar entre los 10 primeros lugares del Tour de Francia 2020, pero su nombre, el de su hermano Dayer y el de Winner Anacona, los tres del equipo Arkea Samsic, ha sido noticia por sospecha de dopaje de ciclistas colombianos.

El equipo francés este año puso a Nairo como su líder buscando el tour, etapa o podio.

Terminó la carrera y un equipo de la fiscalía de Marsella inspeccionó la sede del equipo Arkea, especialmente, donde estaban ubicados los hermanos Quintana y Anacona.

Durante la inspección encontraron “varios productos de salud, incluidos medicamentos entre sus pertenencias personales, pero también, y sobre todo, un método que podría ser calificado de dopante”.

Agregaron que “se encontraron cerca de 100 mililitros de suero fisiológico y equipo de inyección en algunas pertenencias personales”.

Marca reportó que “hay dos detenidos, que según Le Parisien se trataría de uno de los dos médicos del equipo francés y el fisioterapeuta español de Quintana”.

El Arkea Samsic ha respondido que esto, “afecta solo a un número muy limitado de ciclistas, así como a su entorno cercano, no empleado por el equipo.”

“Apoyamos a nuestros ciclistas, pero si resulta que al final de la investigación hay elementos que confirmen las prácticas de dopaje, el equipo se disociará inmediatamente de tales actos y tomará las medidas necesarias”, este comunicado no ha caído bien, porque para muchos, deja solos a los ciclistas mencionados.

Y que de encontrarse evidencias de que hubo dopaje, enfrentarían sanciones disciplinarias y cárcel.

La pena en estos casos puede ser de hasta 5 años de prisión y hasta 75.000 euros (88.788 dólares) de multa.

Rigoberto Urán responde

El ciclista antioqueño fue consultado sobre la investigación preliminar contra Nairo Quintana, y descartó que su compatriota, pudiera haber incurrido en dopaje.

“Yo como amigo, como colombiano, espero que haya una respuesta y no vaya a pasar más. Nairo es un gran corredor y, como uno, ya al final de su carrera no creo que se ponga a hacer nada”, dijo en Caracol Radio este martes.

Además, Urán respondió que “hoy en día los equipos están muy controlados. No creo que se vaya a mayores esto, espero que todo se solucione rápido”.

Quintana por su parte, no ha respondido ante esta situación.

El fantasma del dopaje no ha desaparecido del ciclismo internacional.

Al mismo Chris Froome le han hecho acusaciones de dopaje desde el 2014, al equipo Jumbo, Alberto Contador y otros ciclistas y equipos que han participado en vueltas tan importantes como el tour, la Vuelta a España, el Giro de Italia.

Ya varios ciclistas colombianos han sido suspendidos por la Unión Ciclística Internacional (UCI), por sustancias y métodos prohibidos, transfusiones, EPO, boldenona, testosteronas, entre otras.

El caso más emblemático ha sido el de Lance Edward Armstrong, que en 2012 fue acusado de dopaje sistemático por la Agencia Antidopaje y despojado de sus titulos, incluidos los tour que ganó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here