Cossio y la DIAN
Lamentó tener que pagar más de 700 millones de pesos en menos de un año a la DIAN, "porque con esa plata hubiese podido construir casas o dar donaciones para

Cossio aceptó que le tocó pagar más de $500 millones porque en la declaración anterior, su contador había «omitido información», pero dijo que lamentaba tener que pagar esa cantidad porque no se va a invertir toda en Colombia, «por la corrupción».

Noticias Colombia.

La polémica tras las declaraciones del influencer, animalista y empresario Yefferson Cossio contra la DIAN sigue, mientras esa entidad ha informado ¿cómo respuesta?, que capacitará a los influenciadores en Colombia para que aprendan a presentar su declaración de renta, porque muchos «no han incluido la totalidad de su patrimonio».

La ‘regulación’

Nada nuevo, el gobierno ha estado generando normas que permitan ‘meter en cintura’ la publicidad, ingresos y actividades de los influencerse que se han vuelto parte importante de la economía en el país.

Aunque haya de todo en las redes sociales, muchos de los que hacen contenidos, ya tienen empresas, generan grandes sumas de dinero, son empleadores, han comprado propiedades.

Cossio, pagó 572 millones de pesos de la declaración de renta anual, pero dijo que además, debe pagar cada dos meses otros impuestos.

Y que por esos más de 500 millones, tuvo que pagar «impuesto por pagar impuestos».

Su cálculo es este: 

  • «Si lo dividimos en los 365 días del año significa que yo diario le pago al Estado, 1.571 mil pesos (…), yo cada día le pago al Estado lo que una persona que gana el mínimo en Colombia en 52 días».

Lo que dijo el creador digital, fue inicialmente para responder a quienes le han señalado de evasor de impuestos, de servir como «lavadero de plata» y otros, y eso ha dividido opiniones.

Muchos le recuerdan que con los impuestos se pagan muchos servicios, apoyo y ayudas estatales para los más vulnerables y otros proyectos, y otros lamentaron que parte de lo que el influencer pagó en esa declaración de renta «se la van a robar».

La confianza en la DIAN y otras instituciones públicas y hasta empresas privadas, está mínada por los incontables casos de corrupción, muchos sin justicia, sin culpables castigados y sin devolverse la plata a las arcas del país.

Sobornos, «pero yo prefiero hacer las cosas bien»

Según contó Cossio, cuando contrató un nuevo equipo que le ayudara a administrar «de manera correcta» sus empresas y ganancias, se encontraron con que «hay que sobornar aquí, hay que sobornar allá».

Aunque no mencionó exactamente cuánto, ni dónde, ni quiénes pidieron plata para hacerle trámites o algo, dejó claro que padeció lo que muchos ante la tramititis y burocracia que sufre Colombia.

Si denunció a Jenny Saldarriaga, «tenemos que sobornar («con más de 90 millones para darselo a un amiguito de la DIAN») a este y a ese». Durante esa reunión, Cossio aseguró que no estaba en Colombia, «estaba en Perú y cuando me dijeron de esa petición, yo procedí a mandarla a comer mierda».

Según Cossio, fue Epa Colombia quien le advirtió que la mujer estaba hablando de él.

En parte, lo que dijo la tramitadora de sobornar y que él no aceptó. Señaló que tiene vídeos y que ella, tendría que pagarle una millonaria suma si decide demandarla porque «esta revelando información y mencionando mi nombre diciendo que trabajó conmigo».

El nombre del funcionario para el que iría el supuesto soborno, no lo dijo, «mis abogados me recomendaron que no».

«Aquí toda se la roban»

Lamentó tener que pagar más de 700 millones de pesos en menos de un año a la DIAN, «porque con esa plata hubiese podido construir casas o dar donaciones para

Ni salud, ni educación, ni transporte hay con la plata pública, lamentó.

Sin embargo, Cossio no dejó de lado nombres políticos de peso, a Gustavo Petro lo señaló porque en una de sus declaraciones, el saldo a su favor era de 23 millones de pesos, y en el caso del expresidente Álvaro Uribe, su declaración aparecía en ceros.

También, criticó que a esta fecha, no haya un sistema de facturación electrónica completa en Colombia lo que también dificulta «demostrar gasto para reducir los montos de la declaración».

Su queja, es la de muchos. «Mi caso no es especial, yo soy uno de muchos». 

Además, podría servir para evasión de impuestos.

Anunció en su vídeo, que desde el 1 de enero del 2022 deja su nacionalidad colombiana, se lleva sus ingresos a otro país «que es menos corrupto, así que aproveche DIAN estos días, porque se les acabó el marrano». 

Sin embargo, muchos de sus seguidores han lamentado esa decisión y le piden claridad sobre el proyecto de su albergue para animales que anunció hace unas semana, ya pudo finalmente comprar los terrenos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here