Noticias Colombia.

Las necesidades en medio del aislamiento van desde una palabra de aliento, un gesto hasta comida y plata.

Deudas, preocupación por lo que vendrá, compromisos adquiridos y que no se podrán cumplir, tristeza, depresión por el encierro, eso siente millones de colombianos tras más de 40 días de cuarentena y una enfermedad que amenaza la estabilidad del país, muchos necesitan ayuda y muchos, pueden brindarla, ese es el mensaje de Alberto Linero, o más conocido como el Padre Linero.

Colombia ha conocido estos últimos días, casos de familias y personas con necesidades económicas difíciles.

Deudas con “gota a gota”, como el caso de doña Indira y su venta de pescado en la plaza Alameda de Quidbó, Chocó.

O el de una vigilante, Edy, que en el edificio donde cuidaba no la dejaron salir durante un mes. La retuvieron allí.

Denunció ella misma, sin suficiente comida, agua, no le permitieron comunicarse con su familia. De los responsables no hay claridad. Lo cierto es que, no tuvo ayuda.

A mujer guarda la obligan a trabajar un mes sin salir de un edificio con excusa de cuarentena

Los que han marcado sus casas con trapos rojos para pedir comida y apoyo.

Necesidades

No solo se trata de necesidades económicas o materiales, muchos requieren ayuda psicológica, una palabra de aliento, sentirse acompañados.

La tarea dice Linero: “Ayuda a alguien que lo necesite hoy”.

“Hay gente que necesita nuestra ayuda. Que no la está pasando bien. Hay gente con necesidades que nosotros podríamos ayudar a resolver ¿Qué estamos esperando para ponernos a hacer el bien? Busquemos formas, seamos capaces de decirles a ellos: #TeApoyoEresImportante”.

“Ey, ábrete a la posibilidad de prestar tus manos a quienes las necesitan. No dejes que el egoísmo te ciegue”, escribió el exsacerdote.

Para muchos, sus mensajes sí ayudan. Otros, piden más acción que palabras.

Los que ayudan

Lo cierto es que en estos días difíciles en medio de un país que ya reporta más de 10 mil casos de contagio, la pobreza y desigualdad ha quedado más claras que nunca y miles no tienen con qué comer, muchos se han puesto la camisa de la solidaridad.

ayuda
Incluso, el buen comportamiento y acatar las medidas implementadas, es una ayuda para la convivencia. Fiestas, fin de semana en Cali.

El gobierno ha distribuido ayudas humanitarias, especialmente alimentos.

También, cientos con sus propios recursos han destinado tiempo y trabajo para atender a poblaciones vulnerables.

Ejemplo de solidaridad Instalación de 50 Ollas Comunitarias.1550 Kits Alimentarios entregados.2814 núcleos familiares impactados.10786 personas beneficiadas por los alimentos.Apoyo del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Cali, Fundación Carvajal, comerciantes.

Posted by TuBarco on Wednesday, May 6, 2020

Aunque siguen muchos necesitando ayuda, en todo el país. En su edificio, en su barrio, en cualquier lugar.

Elena y el poder de la reinvención

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here