Militares capturados por transportar combustible

Noticias Colombia. 

Luego de la publicación de una investigación de SEMANA sobre la violación a una niña indígena en Guaviare, el Ejército aceptó públicamente que se investigan los hechos. 

Este lunes se hizo público un nuevo caso de abuso sexual por parte de militares a una menor de edad indígena. El hecho, según las autoridades, se presentó en el departamento de Guaviare en septiembre del 2019.

Lea también: Estos son los militares que violaron a una niña indígena Embera, aceptaron cargos ante el juez

En un comunicado de prensa, el Comando de la Vigésima Segunda Brigada de Selva de la Cuarta División, lamentó el abuso sexual a la menor en Guaviare. En este abuso sexual están involucrados militares del Batallón de Infantería N. 19 general Joaquín París inició la indagación disciplinaria.

Según la información que se ha conocido, la Procuraduría Regional del Guaviare se encuentra haciendo las averiguaciones para proceder disciplinariamente. El caso lo investiga también la Fiscalía 02 Local de San José del Guaviare.

En este hecho la víctima fue una adolescente indígena de 15 años de la comunidad indígena nukak makú, quien habría sido violada por dos militares.

Los hechos habrían ocurrido el 8 de septiembre del año pasado y solo hasta hoy, gracias a una investigación realizada por Semana, se hicieron públicos. 

“Los hechos involucran a un grupo de militares que al parecer secuestraron a la menor, la llevaron a la fuerza al campamento del batallón y allí la encerraron en un cuarto. Días después, el 13 de septiembre, la niña apareció desnuda y fue valorada luego por las autoridades”, dice la investigación de Semana. 

“La menor fue retenida contra su voluntad por un espacio de cuatro días. En su denuncia dice que estuvo sometida a acceso violento por parte de integrantes del Ejército que la llevaron al sitio del campamento que tienen a la entrada de la vereda donde no le daban de comer ni de beber y luego la dejaron desnuda deambulando por la carretera”.

La menor, una vez fue encontrada, fue sometida días después y no inmediatamente a exámenes de Medicina Legal. Luego fue llevada a un centro del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), pero días después ella decidió escapar del sitio.

Este caso se conoce una semana después de que se denunció la violación de una niña de 13 años de la comunidad embera en Risaralda. Los victimarios fuern siete militares, quienes aceptaron haber cometido este delito.

¿En secreto?

El comunicado oficial del Ejército sobre esta nueva denuncia se da luego de que la revista Semana publicara su investigación.

Lo que resulta cuestionable, es que el hecho tuvo lugar en septiembre del año pasado y solo hasta ahora se pronuncia públicamente por el crimen.

De hecho, aún no se ha informado sobre lo que ha pasado con los responsables del crimen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here