Noticias Colombia.

“Perdónanos Salomé”, el feminicidio y violación que de nuevo, estremece a Colombia.

El hombre oriundo del departamento de Sucre, llegó a Garzón, Huila, hace unos días para trabajar en una obra civil, ahora está capturado por violación y tentativa de feminicidio agravado, sin embargo, con la muerte de la menor este sábado tras estar varios días en la UCI y en coma, el nuevo cargo será Feminicidio.

La misma Fiscalía reveló esta semana que el capturado fue identificado como Sebastián Mieles Betín, de 27 años de edad.

Aunque no aceptó cargos en la audiencia, el juez lo envió a la cárcel.

Se le imputaron delitos de Feminicidio en modalidad de tentativa agravado y acceso carnal violento con menor de 14 años de edad.

Una hija de la misma edad

Ha trascendido que Mieles, vivía en una finca en San Pedro, Sucre, junto “con su madre”.

“Prestó el servicio militar y tiene una hija de la misma edad de la pequeña víctima”, reseñaba esta semana El Universal y recoge Pulzo.

Una empresa contrató al sujeto para que fuera a cumplir con labores varias en la obra. ç

Las autoridades investigan si Mieles estuvo involucrado en algún otro hecho de abuso sexual con menores u otras víctimas antes y si hubo denuncias.

Bienestar Familiar también atender a la hija del capturado, se evaluará su situación y de ser necesario, que ingrese a un proceso de restitución de derechos y protección.

La agresión mortal contra una niña

En este momento “estamos manejando un pronostico reservado para la paciente”, informaron la clínica sobre la situación de la niña de 4 años de edad.

Este terrible acto de agresión ocurrió en la Vereda Puerto Alegría, en Garzón, Huila.

La niña de 4 años sufrió traumas craneoencefálico, craneales, en el tórax, “daños vaginales”. 

Una brutal, cruel y dolorosa agresión para una pequeña, que según su familia, estaba a pocos metros de la casa.

Su cuerpo, lastimado, ella muriendo, fue hallado a orillas de la quebrada Caguancito, en zona rural de Puerto Alegría, en medio de dos piedras, semidesnuda.

A pocos metros, un hombre que se subía el pantalón.

Una turba enfurecida lo agarró, lo golpeó y luego se lo entregaron a la policía.

El sujeto, según se ve en un vídeo, intentaba huir por la quebrada pero entre varios hombres los sacaron. “¿No puede de la borrachera?”, “hijuep#[email protected]”, eran algunas de las cosas que se escuchaban en medio del linchamiento.

“Perdónanos Salomé”

La niña violada y golpeada, que finalmente murió este sábado tras varias días en la UCI con coma inducido, se llamaba Salomé.

Tenía 4 años de edad, indefensa sufrió una brutal agresión.

Una víctima; una pequeña víctima más, que se suma a una larga lista de cientos de menores que corren su misma suerte cada año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here