Parroquia del municipio de Pensylvania, Caldas.
Noticias Colombia.

La mujer había recurrido al mecanismo jurídico alegando que el sonido de las campanas “no la dejaba dormir”.

Daniela Dussán es una médica que recibió una notificación favorable sobre la tutela que le interpuso a la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores de su municipio Pensilvania, Caldas.

Según lo manifestado por la profesional del área de la salud en su documento, el ruído de las campanas no la dejan dormir ya que suenan de madrugada cada treinta minutos anunciando la hora.

Le puede interesar: Puso una acción de tutela, pide que las campanas dejen de hacer ruido, no la dejan dormir

El fallo de tutela indica que las campanas de la iglesia dejarán de sonar en el horario establecido entre las 9:01 pm y las 7 de la mañana.

Así lo determinó el Juzgado Promiscuo Municipal de Pensilvania.

Esto, considerando que “el ruido de fondo disminuye, y que en este período las personas están descansando”.

“En el día, programar el campanario, exclusivamente para el llamado a celebración de eucaristías”, ordena Corpocaldas, entidad que fue determinante en esta decisión.

La comunidad ha planteado la inquietud de que por tratarse de un reloj mecánico, “intervenir cada día para que suene unas horas sí y otras no, puede terminar dañándolo”.

Se tomó la decisión de que en el día, se programará el campanario, exclusivamente para el llamado a celebración de eucaristías.

Este fallo finalmente se resolverá en segunda instancia ya que la iglesia apelará a la decisión de la jueza.

Así suenan las campanas de la parroquia de Pensilvania, Caldas.

Vale anotar, que la médica había manifestado que el ruído de las campanas había agudizado su problema de migrañas. Sin embargo, ella no pudo demsotrarlo clínicamente.

Foto de portada: Captura de video @lapatria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here