camioneta batallón Cúcuta
Un vídeo reveló cómo el vehículo no fue requisado a profundidad por parte del militar que estaba de guardia en la entrada y le dio paso. El conductor, habría suplantado a un oficial.

Un vídeo reveló cómo el vehículo no fue requisado a profundidad por parte del militar que estaba de guardia en la entrada y le dio paso. El conductor, habría suplantado a un oficial.

Noticias Colombia.

Como ocurrió con el atentado en la escuela de la policía en Bogotá y ha ocurrido en otros espacios con alta seguridad, hubo falla en el punto de control de ingreso en la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, donde explotó una camioneta cargada con explosivos el martes en la tarde.

Por esa falla en la requisa, en la que no se usó ningún elemento; tampoco perro antiexplosivo, el Ejército relevó a seis soldados.

Al Batallón en la capital de Norte de Santander, ciudad fronteriza con Venezuela, ingresó una camioneta, fue dejada abandonada y explotó casi tres horas después.

camioneta batallón Cúcuta
La camioneta al momento de su ingreso, se la habían comprado a otra persona hace apenas unos días.

Lo que hasta ahora deja la investigación, según datos revelados por la Fiscalía, sí habría sido un atentado y fue planeado milimetricamente: suplantaron a un oficial, «compraron» hace apenas unos días la camioneta.

Militares extranjeros

En la zona donde la camioneta fue parqueada, había presencia de militares estadounidenses. Allí les asignaron un espacio para militares del Comando Sur de Estados Unidos.

Dos de ellos habrían resultado con heridas leves. Hay hermetismo ante la presencia de militares norteamericanos. Serían 11.

En esa zona, donde hubo la explosión es desde donde se manejan los operativos de inteligencia, acciones en Catatumbo contra grupos armados ilegales, guerrilla, minería ilegal y narcotráfico.

camioneta batallón Cúcuta
La explosión fue a pocos metros de las instalaciones de la Estructura de Apoyo (EDA) Catatumbo de la Fiscalía General de la Nación.

En total fueron 36 militares con lesiones, varios de ellos permanecen hospitalizados.

Esta fue la segunda explosión: 

Fueron dos explosiones, una menos fuerte a las 3:10 de la tarde y la siguiente fue 4 minutos después, la más fuerte; ya desde la zona varios militares habían alcanzado a correr y trabajadores habían salido de las oficinas.

Se pensó inicialmente que había sido un vehículo con explosivos del cantón militar, luego, se empezó a hablar de un carro bomba.

Esto, porque el vehículo que había explotado no es de uso común para transporte de elementos operativos. Era una camioneta de alta gama.

Abandonada más de dos horas

La explosión sacudió el barrio San Rafael, en el sur de Cúcuta (límites con el municipio de la zona metropolitana, Los Patios).

Mientras, dentro del Batallón ingresaban y salían ambulancias; hubo sobrevuelos de helicópteros y varias patrullas de la policía llegaron a la zona.

vídeos y otros datos recogidos en las últimas horas, han revelado cómo ingresó el carro al cantón.

  • 12:32 p.m. Ingresa el vehículo marca Toyota, línea Fortuner, color blanco, de placas JGX-180, con un tripulante en su interior y se estaciona en frente al dispensario.

Allí estuvo parqueado por un periodo de dos horas.

  • 2:45 p.m. El vehículo lo retiran del dispensario medico y lo parquean cerca a la oficina de inteligencia.
  • 2:50 p.m. «Sale el Terrorista de las Instalaciones del Batallón por la entrada principal sin ser detectado».

No se ha dicho con claridad, cómo el conductor que dejó la camioneta dentro de la Brigada, salió a pie de dicho lugar.

Para la Fiscalía, las cúpulas militar y policial y el Gobierno Nacional, se trató de un atentado terrorista.

Esa camioneta fue comprada en una transacción que se hizo entre Cúcuta y Bogotá, costó 120 millones de pesos. Autoridades ya ubicaron al vendedor.

La recompensa que se ofrece por información, es de 500 millones de pesos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TuBarco (@tubarco)

Hace 18 años había ocurrido un atentando a este batallón, les lanzaron cilindros.

También, si bien la región del Catatumbo tiene una alta presencia de grupos al margen de la ley, ELN y delitos como narcotráfico, contrabando y otros, la ciudad motilona no vivía un atentado de esta magnitud hacia casi 20 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here