Noticias Colombia.

Aunque la economía podrá seguir recuperando sectores que abrirán paulatinamente, la crisis afecta a trabajadores, comerciantes, empresarios y los arriendos, la mayor preocupación.

El presidente Iván Duque anunció extensión de la cuarentena hasta el 1 de agosto, la medida inició el 25 de marzo, gran parte de la economía sigue frenada, negocios cerrados, el desempleo disparado y la reactivación de algunos sectores ha sido lenta, por eso a estas alturas entre las principales preocupaciones está el arriendo, tanto para familias en sus casas como para comerciantes y empresarios.

Y es que por ejemplo, el valor de los arriendos había quedado congelado, tampoco se podían cobrar intereses ante el retraso se prohibían los desalojos en un decreto que venció en junio.

Hasta ahora, a pesar de que la extensión “del aislamiento obligatorio” ya se estudiaba en la Casa de Nariño, no ha habido extensión de esas medidas especificas.

Si bien el presidente Duque dijo que los alivios van mientras dure la emergencia sanitaria en curso y por ahora de manera indefinida, tienen que haber decretos y resoluciones para cada decisión. Ese, es el soporte legal.

La respuesta hasta ahora, es que haya acuerdos entre arrendadores y arrendatarios.

El período de gracia fue entre abril y el 30 de junio, ya se terminó y las inmobiliarias retoman los reajustes.

Desde el 1 de julio por ejemplo, ya pueden cobrar aumento anual del canón de arrendamiento, incluso, los desalojos se pueden aplicar aunque con una orden judicial.

La medida no extendida

El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, anunció hace tres meses el Decreto Legislativo 579 del 15 de abril de 2020, que regulaba el pago del arriendo.

El país sigue en cuarentena más de 100 días después y esos “alivios” no se han extendido.

En Colombia más de 17 millones de personas viven en arriendo en casas, apartamentos y otras propiedades, además de los miles de negocios que funcionan en propiedades alquiladas.

arriendos
Cientos de negocios parados o funcionando solo con domicilios, responden que no tienen para pagar arriendos ni nóminas.

Los servicios públicos son el otro dolor de cabeza, llegaron caros aunque algunas empresas y negocios estuvieron cerrados por meses.

Ya han surgido varias denuncias en algunas ciudades, donde las empresas han cortado los servcios a los morosos a pesar de que estoy, también se había prohibido.

Los créditos con los bancos no se cumplieron con la expectativa que se tenía tras los anuncios del gobierno.

El problema es para arrendatarios y proveedores, y para arrendadores; comerciantes, empresarios y trabajadores.

Mover la economía

Iván Duque anunció que en medio de la cuarentena se permitirá que algunos sectores puedan retomar labores, bajo protocolos.

Los municipios que no tienen afectación de Covid-19 o con baja afectación, podrán ir abriendo espacios como restaurantes, teatros y gimnasios, si los alcaldes así lo solicitan.

Desde las alcaldías también deberán hacer las solicitudes para los pilotos, en estos establecimientos.

A pesar de la autorización para esa “gradualidad” y empezar a recuperar la economía, el país sigue funcionando a menos del 50%.

Obando, primer municipio del Valle autorizado a salir de la cuarentena con medidas de precaución

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here