Uno de los organizadores indicó que los palcos 35 y 36 que se cayeron, iniciaron a ser construidos el pasado sábado 18, antes de la segunda vuelta presidencial, ocho días después finalizaron el trabajo.

Noticias Colombia.

Han pasado ya dos días del trágico acontecimiento ocurrido en medio de las fiestas en El Espinal, Tolima. En donde lo que se vivía ese domingo 26 de junio en la celebración era todo un disfrute que se fue convirtiendo en una pesadilla que tocó fibras hasta en el exterior.

Y es que el desplome de los palcos de la plaza de corralejas Gilberto Charry ocasionaron al menos cuatro muertes humanas, decenas de heridos y además, el toro que terminó masacrado por la multitud.

Con el pasar de las horas en redes sociales se han ido viralizando y conociendo nuevos detalles de lo sucedido.

Fotos en donde se observa que las graderías improvisadas estaban amarradas con lazos o los 3.6 millones que se pagaban para tener el manejo de los palcos.

Más allá de eso, las dudas siguen aumentando.

Uno de los organizadores habló

Luis García, uno de los organizadores de los dos palcos 35 – 36 que se terminaron desplomando dijo a Noticias Caracol que todo había sido revisado por las «personas encargadas», por lo que no pensaban jamás que algo así ocurriría.

Uno de los organizadores de los palcos

El joven ‘palquero’ detalló que no hubo pruebas de carga, es decir, no se verificó el peso que podrían soportar las estructuras.

Detallando además que “la guadua era una guadua de Armenia. Esa guadua acá en el Tolima no se puede trabajar porque es una guadua de tierra fría, al llegar a tierra caliente se estalla”, dijo.

Siente miedo

El joven denunció que tras la tragedia siente miedo, precisó lo han amenazado, “yo estoy poniendo la cara. Temo por mi vida. Ya me hicieron un atentado en la casa. Tengo claro que en ningún momento he fallado, no es como la gente dice. No encuentran cómo destruir. Fue algo inesperado”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here