comerciantes extorsiones Barranquilla
El atentado más recién ocurrió en el sur de Barranquilla el pasado lunes, unos sujetos impactaron con tiros una ferretería en el barrio La Ceiba.

Comerciantes no descartan volver a protestar, y ahora, piden ayuda y respuestas del Gobierno Nacional. Los siguen llamando a extorsionarlos, los amenazan, y hay agresiones como disparos contra sus negocios.

Noticias Caribe.

El gremio de comerciantes en el Atlántico, en Barranquilla, Soledad y Malambo no han dejado de sentir temor porque las extorsiones, amenazas y amedrentamiento siguen.

Reportan que han sufrido por lo menos cinco atentados que estarían relacionados con estos cobros, en los últimos 15 días.

Muchos han optado por mantener las esteras cerradas con el fin de protegerse de posibles disparos, y hasta tratar de liberarse del cobro de las ‘vacunas’.

La nueva modalidad por parte de los extorsionistas es dejar teléfonos escritos para que los comerciantes llamen y ahí ‘cuadrar’ cuánta es la cuota a pagar «para que no le hagan nada a uno o a un familiar», denuncian desde el gremio.

Muchos han optado por no hacer la llamada, pero a las horas pueden recibir mensajes a través de disparos contra sus negocios, o la presencia de sujetos en motos, rondando.

Atentados contra los negocios

El atentado más recién ocurrió en el sur de Barranquilla el pasado lunes, unos sujetos impactaron con tiros una ferretería en el barrio La Ceiba.

Por lo tanto desde que se presentó el hecho, permanecen con las esteras cerradas.

Un directivo de la Unión Nacional de Comerciantes (UNDECO) comentó: “En los últimos 15 días, cinco de nuestros afiliados nos han manifestado que sus establecimientos de comercio han sido objeto de disparos».

Presumen, que el problema de la extorsión sea mucho mayor de lo que se cree, «porque se han hecho muchas capturas, pero la problemática sigue”.

Sin embargo por suerte estos ataques propinados no han dejado heridos hasta el momento, pero sí han causado daños que pueden afectar la actividad y economía local.

Disparos contra inmuebles, (vitrinas, refrigeradores, vitrinas y demás) que generan perdida en establecimientos comerciales.

Finalmente se está considerando la idea de manifestarse y volver a marchar en el grupo de comerciantes afectados.

El llamado ahora es también al Gobierno Nacional.

Estos actos deben ser motivo de emergencia para garantizar la seguridad y derecho al trabajo, a la actividad económica «a pagar lo que corresponda legalmente pero no las extorsiones», cuestionan.

32 denuncias por extorsiones este año en Barranquilla, y en 2021 capturaron a 252 extorsionistas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here