Erick Lucheta y su pareja sentimental.
Noticias Barranquilla.

El hombre contó el drama familiar que vive.

Erick Lucheta es uno de los afectados por la situación que se generó el pasado 28 de enero cuando un grupo de religiosos esperaba la llegada del mesías.

Esto ocurrió en el corregimiento de Isabel López, jurisdicción del municipio de Sabanalarga, Atlántico.

Desde ese entonces, se desconoce del paradero del Pastor Ferrer y de algunos feligreses, entre esos, la esposa de un comerciante de la ciudad de Barranquilla.

Él no hacía parte de este secta pero sí su pareja sentimental, quien hasta el sol de hoy no se sabe cual es su estado tanto físico como emocional.

“No sé si come o no”, expresó tristemente Lucheta sobre la difícil situación familiar que atraviesa.

El hombre, además, aseguró que antes de esperar la llegada de Jesús su esposa renunció al trabajo: “La hizo perder 20 años de trabajo”, dijo Erick.

Vea: No vino Cristo y quienes ayunaron varios días no tienen quién les responda por su plata, el pastor no aparece

Antes de que sucedieran los hechos, Lucheta reveló que su esposa comenzó a tener comportamientos extraños con él y sus otros familiares:

“Ya no era la misma persona de antes y ya no hablaba con nosotros como antes y prácticamente se fue apartando de nosotros, de la familia, papás, hijos”, confesó.

“Mi esposa abandonó su hogar, a mí y a los hijos que tenemos en unión”, agregó afligido por su situación.

Lea: Pastor que lidera ayuno por la espera de revelación divina, renunció a su cargo de docente en la Uniatlántico

A continuación las palabras de Erick Lucheta en Noticias Caracol:

Foto de portada: @noticiascaracol

Le puede interesar: “Dejó todo”: Madre llegó a Barranquilla buscando a su hija que está en ayuno en iglesia cristiana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here