Noticias Caribe.

“Crecí en una sociedad vacía, en la cual el “buen nombre y la reputación” eran los valores mas importantes. Y este era un hombre de “sociedad”. Socio del club. De “buen apellido””.

En Barranquilla y la costa Caribe hay escándalo por el caso de violación en el que estaría involucrado un reconocido empresario, a quien denunciarán después de 25 años tras la confesión de la víctima, que para entonces, tenía 6 años de edad, ella es Viviana Vargas Vives, la hija de un exsenador.

Ella, contó en Facebook hace algunas horas, la pesadilla que vivió por años por esa violación que sufrió en su propia casa y por un hombre al que incluso, veía como un segundo padre.

Es la hija del fallecido exsenador Jaime Vargas. 

Aunque en su primer relato, Vargas omitió el nombre del “hombre que me violó”, dio varios detalles.

“Quiero que sepa que YO SÉ lo que el me hizo. Quiero que sepa que es un VIOLADOR. Y que viva con el temor de que algún día, en mi siguiente impulso de carácter…lo llamare por su nombre”, dijo, pero ese nombre ya fue revelado: Roberto Marquez.

Ese nombre, lo reveló Jaime Vargas Vivas, hermano de la víctima.

“El delito no ha prescrito y el lunes instauramos la denuncia contra Roberto Márquez”, anunció el abogado Miguel Ángel del Río, hasta ahora, el acusado no ha respondido.

“El caso no puede estar prescrito porque en los delitos sexuales en menores de edad se cuentan a partir de que las víctimas cumplen los 18 años”, señaló del Río.

“Ella tiene 36 años, es decir, que le faltan 2 años para que se cumpla la prescripción”, agregó, y la denuncia será con base a los testimonios que existen.

“Tenia seis años. Seis años. Seis años”

Así fue como Viviana contó el caso:

“Una noche ocurrió. Ocurrió en ausencia de las personas de mi familia. Fueron minutos pero en mi mente se sintieron horas interminables. Un abrazo paso a ser algo mas en un instante. Algo mas que no comprendía. Pero como iba a comprender de sexualidad a los seis años? Mi piyama de los ositos cariñositos nunca volvió a ser la misma”.
“Cuando todo termino, me encerré en la habitación en la que dormiría , avergonzada. Creyendo que había hecho algo muy muy malo. Que mi enamoramiento había llegado a esto por mi culpa. Sabia que no estaba bien. Sabia que mi ropa interior manchada me iba a delatar. Se iban a dar cuenta. Y así me lo hizo saber él”.

LLegaron las amenazas: “Si hablas de esto, te van a castigar. Tu mamá, tu hermana…se van a poner muy bravas. Y así me lo repitió tantas tantas veces. Durante años.”

Ella hoy es abogada y tiene dos hijas. Ya no vive en Barranquilla.

Y recuerda que ni de niña ni de adolescente le creyeron y entonces, desistió de hablar del tema. Siguió su vida.

Ahora, la hija del exsenador y de una familia reconocida en el Atlántico, decidió hablar y agradeció el apoyo recibido.

Llevo años soñando con este momento.Mas de 25 años con este secreto penetrándome el alma.Coartando mi…

Posted by Viviana Vargas Vives on Monday, July 6, 2020

Para muchos, la tragedia de Viviana es la de miles de niños y que no tiene que ver con estratos sociales, la violación de niños y niñas en Colombia es un grave problema del que para expertos, todavía no se conoce la dimensión total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here