Lemar, estudiante de medicina.
Noticias Montería.

Con un cartel en su pecho y una alcancía, Leomar sale todos los días a buscar el dinero de su matrícula.

La actitud de un joven que quiere alcanzar su sueño de convertirse en médico, tiene maravillados a los habitantes de Montería, Córdoba.

Leomar Barros, un joven que debido a las dificultades económicas surgidas por la pandemia del covid-19 no pudo matricularse para su semestre de medicina, sale todos los días a vender dulces en los semáforos de la capital cordobesa con el fin de poder recaudar ingresos para pagarse sus estudios.

“Soy estudiante de medicina, vendo chocolates para matrícula”, dice el cartel con el que a diario pide ayuda el joven con una alcancía en sus manos.

“En el día de hoy en la comida me estoy gastando aproximadamente como 20 mil pesos y me hehecho como 40”, expresó el joven.

“Tengo fe en Dios que voy a cumplir mi meta y voy a cumplir mi sueño”, señaló el joven estudiante de la Universidad del Sinú.

Vea: Los médicos Buelvas y López, fallecieron en Montería por causas asociadas al covid-19

Su historia fue dada a conocer por un periodista de la ciudad de Montería y rápidamente varios “patrocinadores” se ofrecieron para ayudarlo.

Una empresa privada se ofreció a pagarle a Leomar el 25% restante que le falta para poder matricularse.

Además, la compañía de la cual no fue revelada su nombre, le ofrecerá un subsidio de manutención para que pueda estudiar la carrera de medicina sin ningún tipo de contratiempos.

Foto de portada: Captura de video

Le puede interesar: Dejan libre a patrullero señalado de robar en supermercado de Montería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here