Coronel Núñez Chochó
El Coronel Núñez había huido a México, tras previo acuerdo regresó a Colombia para entregarse por el triple homicidio registrado en Chochó.

El fin de semana se conoció de la llegada al país del Coronel Núñez, para entregarse -previo acuerdo-, por el triple homicidio registrado en Chochó, y del que se le señala ser el autor material.

Noticias Caribe.

El Coronel Benjamín Darío Núñez, quien en julio del 2022 era comandante operativo de la Policía Nacional en Sucre, cuando tres jóvenes fueron asesinados con tiros de gracias tras presuntas torturas, fue enviado a la cárcel este miércoles.

La masacre ocurrió el pasado 25 de julio, en Chochó (Sucre).

El Coronel Núñez capturado.

Las víctimas tenían de 18, 20 y 26 años, y fueron interceptadas en un puesto de control, luego de conocerse la muerte de un patrullero en Sampués (Sucre). Los señalaron de ser los asesinos, pero nunca los detuvieron ni notificaron a la Fiscalía.

Cuando los abordaron en la vía, el alto oficial llegó al sitio y ordenó subirlos en una camioneta.

En ese vehículo les dieron vueltas, los habrían golpeado y luego, el mismo comandante operativo les disparó con su arma de dotación.

Luego ordenó a los patrulleros, llevarlos a centros médicos y reportar que los habían herido en un enfrentamiento. Por este caso, cayeron al menos 10 policías involucrados, y faltaba su oficial al mando en ese momento.

El fin de semana, tras un mes prófugo, el coronel Núñez se entregó en México tras hablar con autoridades y la fiscalía colombiana buscando un acuerdo «y garantías de seguridad y para su vida», llegó a territorio colombiano el pasado sábado.

En la audiencia hace unas horas, se le imputó al coronel Núñez Jaramillo, los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad; y ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio.

Los cargos no fueron aceptados por el procesado.

El caso

En julio a través de redes sociales se empezó a denunciar que tres jóvenes de Chochó, aparecieron heridos de bala en sus cabezas, en una clínica en Sincelejo donde murieron, pero lo extraño de todo, es que horas antes la policía los había detenido y los había señalado de ser responsables del homicidio de un policía en Sampués y como parte del Clan del Golfo.

De esa detención poco se supo, luego desde la policía dijeron que a los jóvenes, ya los habían encontrado así heridos y los trasladaron a una clínica para auxiliarlos.

Sin embargo, una foto reveló que no era cierto y que Carlos Alberto Ibáñez Mercado, de 26 años; Jesús David Díaz Monterroza, de 18, y José Carlos Arévalo Contreras, de 20, habían sido parados por patrulleros en una esquina.

Luego se escuchó el informe oficial del Comandante de la Policía en Sucre, coronel Carlos Andrés Correa Rodríguez dijo: “fueron neutralizados tres personas que participaron en el asesinato del patrullero en Sampués”.

El crimen había ocurrido ese día 25 de julio y la policía desplegó un plan candado po

Cuando señalaba a los ‘neutralizados’, se refería a los tres hombres asesinados.

Pero ya la foto de los momentos previos antes de aparecer muertos en una clínica, se hacia viral y la gente exigía una explicación.

Luego, por lo menos dos policías hablaron y señalaron a su superior, el coronel Núñez de haber ajusticiado a Ibáñez, Díaz y Arévalo.

«Él simplemente cogió y disparó», dijo uno de los patrulleros.

La familia de las víctima, reveló que dos de ellos estaban en la calle, porque estaba revisando un proyecto de estudio.

Los jóvenes, oriundos del corregimiento de Chochó Sucre, habrían sido un caso de ‘falso positivo’.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here