Noticias Medellín.

La clienta no le abrió la puerta y le dijo por WhatsApp, que porque era afro. La manicurista acudió a redes sociales para denunciar el acto discriminatorio.

Un caso de presunto racismo se presentó en la ciudad de Medellín y lo hizo público el exarquero de la Selección Colombia, René Higuita quien denunció que ha sido víctima de esos episodios  y no se pueden dejar pasar por alto, esta vez, una mujer que trabaja arreglando y decorando uñas, es la víctima.

La manicurista es Elizabeth Mosquera, quien atiende en su casa y a domicilio en la capital antiqueña.

La clienta no la habría dejado entrar, por ser afro.

Ella, escribió después en su Instagram, que no denunció por temor a la cliente que le hizo el desplante y humillación.

Racismo a domicilio

El sábado pasado una clienta, hermana de otra mujer a la que Elizabeth había atendido, le pidió por WhatsApp una cita para el día domingo a las 2 de la tarde en el barrio Santa Mónica, comuna 12.

Ese día, según los mensajes, la manicurista llegó a la 1:20 de la tarde, estuvo tocando por cerca de 20 minutos hasta que finalmente a la 1:40 la cliente la responde que ya le abre la puerta. La conversación fue por mensajería.

Sin embargo, a la 1:42 según el pantallazo de la conversación que se ha hecho viral, la respuesta dejó fría a Elizabeth:

  • “Elizabeth pero es que to (yo pensé que usted era blanca. Con esos trabajos tan lindos me equivoqué. No permito negros entre a mi casa”. 

Con este mensaje, se entiende, que no le abrieron la puerta y la manicurista debió regresar a su casa, que es en otro barrio.

Un caso de racismo en Medellín que está generando indignación.

Reseña EL TIEMPO, que la joven tiene 23 años y es madre soltera, convive con sus dos hijos y su mamá en el barrio Belén Altavista, en el suroccidente de la ciudad.

“Todos dependen de su oficio”, indica el medio que ella misma publicó con amigos en WhatsApp y en su Facebook personal, el caso de racismo.

Este, ha ido viralizándose tanto, que el mismo René Huguita, hizo la denuncia.

“Por que lo he vivido en carne propia …! Esto no puede seguir pasando”, escribió el exfutbolista.

Insultos de la clienta

La ‘cliente racista’ le escribió de nuevo al darse cuenta de la denuncia pública.

“Ella se dio cuenta porque lo publiqué. Me respondió el mensaje y me dijo que eso afirmaba su manera de ver sobre nosotros, los afrocolombianos, en palabras vulgares”, le explicó la joven a EL TIEMPO.

Elizabeth volvió a tomar captura de la conversación y la publicó en sus redes sociales. Han seguido los insultos de la mujer y ahora, la manicurista teme por su vida.

Hasta este miércoles, Elizabeth no ha informado si presentará una denuncia formal por el acoso de la cliente, los insultos y mensajes intimidantes.

Además, el mismo racismo en Colombia está penalizado.

“Dudas” de la denuncia

Ante la viralización del caso, Elizabeth que ya tenía cuenta en Instagram por donde también promociona su trabajo, creó una en Twitter.

“Quiero darle las gracias a todas esas personas que me dieron su apoyo por el hecho de racismo de este fin de semana”, escribió.

Si bien cientos de mensajes han sido en apoyo a la joven, su caso también ha dado como otras veces en redes sociales, para mensajes de apoyo a la supuesta clienta racista, llamada Yenny y conjeturas.

Incluso, al mismo Higuita cientos de personas le han respondido con distintas conjeturas sobre lo que pasó y que podría ser un montaje.

A la misma Elizabeth, le ha tocado explicar el tema de la Sim Card, la batería cargando, la forma del pantallazo.

Se conectó a una red wifi gratuita, ha explicado ella.

Racismo en Colombia

En la Constitución de 1991 está establecido que “el Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas en favor de grupos discriminados o marginados”.

Sin embargo, fue hasta 2011 que entró en vigencia con sanciones punitivas los actos de discriminación en el país.

“Según la ley 1482 de 2011, acto legislativo que garantiza la protección de los derechos de una persona, grupo de personas, comunidad o pueblo, que son vulnerados a través de actos de racismo o discriminación, un ciudadano que sea imputado por esta falta podría recibir hasta tres años de prisión y multas de $11,7 millones”, señala Asuntos Legales.

Por eso, este caso de racismo en Medellín puede ser denunciado ante la Fiscalía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here