Cadavid
Noticias Antioquia.

El hombre dijo que también tiene golpes y moretones “como si hubiera peleado con alguien”, y que él, no se drogó, sugiere que alguien lo hizo. Sin embargo, tendría un historial de problemas con su expareja.

Horas después de haber sido capturado y que las autoridades informaran que admitió el crimen de su pequeña hija, Sofía, Diego Armando Cadavid Álvarez dijo en Rionegro que no había cometido el crimen y que tenía “desorden mental”.

De hecho, el cuerpo de la pequeña lo encontraron porque el sujeto habría dado la ubicación donde lo había dejado.

Tras más de 12 horas sin responder llamados a la madre de Sofía, ni a otros familiares ni amigos y haber sido reportados como desaparecidos, el hombre apareció “desorientado”, su ropa manchada de sangre.

A la pequeña Sofía la encontraron muerta.

El comerciante estaba bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena.

Horas más tarde, un triste final: el cuerpo sin vida de la niña, fue hallado. 

Esa madrugada del 18 de diciembre, la Alcaldía de Rionegro, al oriente de Medellín, confirmaba el hallazgo.

Unidades del CTI de la Fiscalía en trabajo conjunto con el Gaula Militar y la Policía Nacional, hicieron la búsqueda, un operativo que recorrió varias zonas y que al final terminó con la captura de Cadavida como el presunto responsable del atroz crimen.

Le imputaron cargos por el delito de feminicidio agravado. Por ahora, está detenido. 

La tarde “para pasar rato con su hija” que terminó en un asesinato

La familia materna de Sofía confirmó que su papá, pidió permiso ese jueves para “pasar una tarde con su hija”.

Tenía su negocio cerca de donde vivía la menor, cuando la madre se acercó pasadas las 5 de la tarde para ver porque no llegaban, ya el hombre no estaba y no entraban las llamadas a su celular.

Dijeron que tenía apariencia tranquila, la recogió a las 12:30 del medio día y debía regresarla, a las 5. No volvieron.

Tras una revisión en un centro médico y que lo estabilizaron, lo capturaron.

“La niña Sofía fue hallada sin vida, con signos de violencia y herida con arma corto punzante”, sí fue asesinada.

El violento ataque sugiere ensañamiento contra la menor.

Inicialmente habría admitido el crimen, por eso también, la orden de captura en su contra se emitió de inmediato y quedó aseguro esa misma madrugada. Ahora, ante la opinión pública, cambió su versión.

“No me consideraba que estaba bien cuando di las declaraciones”, dijo.

Dijo que parte del desorden mental “que tengo, es por la frustración y la humillación a la que he sido sometido por parte de esa familia (la de su expareja) en los últimos 8 meses”.

Respondió que tiene “pruebas” de amenazas que ha sufrido.

El hombre según la familia de su expareja, era violento, la había golpeado varias veces y que incluso, la había amenazado de muerte. Pero no hay registros oficiales de denuncias ni llamados de auxilio a la policía.

Además, Cadavid veía todos los días a la pequeña Sofía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here