Soldado más bajito del Ejército de Colombia. Foto:@elcolombiano

Para entrar a las filas de la milicia tuvo que presentar el examen dos veces ya que en una primera oportunidad «no lo aceptaron».

Noticias Colombia.

Sus 1,30 metros de estatura no fueron impedimento para que Óscar Julián Henao, lograra su sueño de convertirse en soldado del Ejército de Colombia.

El joven antioqueño esperó a cumplir sus 18 años de edad para presentarse a la milicia y así prestar el servicio a la patria como lo establece la ley colombiana al llegar a la mayoría de edad.

Aunque su anhelo era portar el uniforme, en un principio el joven nacido en Ciudad Bolívar, Antioquia, no pudo ingresar al Batallón precisamente por el tema de su estatura y por las dudas que surgían en el Ejército sobre su estado de salud y su tema emocional.

«Me presenté dos veces, en el momento que me hicieron exámenes no me quisieron pasar por la estatura, luego, a los ocho días, me presenté y me colaboraron para que pudiera prestar el servicio», dijo el hoy soldado al periódico El Colombiano.

Vea: Polémica en Batallón: en medio de una discusión coronel del Ejército le pegó a un subalterno

A pesar de recibir una respuesta negativa, óscar Julián continuó persiguiendo su sueño y se presentó nuevamente a los 8 días, ya con exámenes y demás para demostrar que estaba en óptimas condiciones de servirle a la patria.

La Teniente Laura Mendoza del Batallón de la Séptima Brigada, reveló que Óscar Julián ha demostrado que su estatura no es obstáculo para cumplir sus objetivos y por eso hoy hace parte de esta fuerza.

Una de las pruebas que tuvo que superar este pequeño gigante para poder avanzar en su sueño de convertirse en soldado, fue la del polígono.

«Cuando fui a hacer los polígonos, me daba miedo porque no alcanzaba a coger la empuñadura, me tocaba agarrar del proveedor. Lo que me ayudó mucho fue que los cuadros (otros soldados) me dieron la confianza para asistir y en el momento de disparar me concentré mucho. La idea era hacer un buen puntaje y me fue bien, demostré que todo va en la mente y uno no se puede debilitar por los obstáculos», contó Henao al medio anteriormente citado.

Como dato curioso, Óscar Julián cuenta que duro cerca de dos meses sin botas de soldado ya que su talla no la había y tuvieron que mandarlas a hacer.

El siguiente es el reportaje de El Colombiano a Óscar Julián Henao:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de EL COLOMBIANO (@elcolombiano_)

Foto de portada: @elcolombiano

Le puede interesar:

La historia detrás del desfile de modelos «en body» en un batallón del Ejército en Caldas

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here