esmad

Luego del incidente, autoridades anunciaron una recompensa de $10 millones a quien brinde información  del paradero del agresor.

Noticias Medellín.

Astrid Salas es el nombre de la joven integrante del Esmad de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá. Quien terminó desmayada y luego auxiliada por la Misión Médica después de recibir una patada en la espalda por un manifestante en la ciudad de Medellín.

Tras el hecho y su posterior recuperación, Astrid habló contó cómo vivió dicho momento.

El sujeto salió de entre las personas que observaban los disturbios. Le dio una patada.

En su relato precisó que se encontraba realizando labores de acompañamiento, ya que “nuestro trabajo de policía es garantizar la labor de marchantes y no marchantes”, dijo.

Noticia relacionada:

La joven contó que “de repente sentí un golpe muy fuerte por mi parte trasera y ahí perdí el conocimiento”.

Acto seguido, luego de ser atendida por la misión médica, se encontró en la clínica.

En donde uno de sus compañeros le mostró el vídeo, “me pude dar cuenta que era un hombre que me había atacado de manera cobarde por las espalda”, mencionó la mujer.

En cuanto a su estado de salud, detalló que presenta algunos dolores en la parte posterior de su cuerpo.

Razón por la cual contó le han realizado algunos exámenes “para verificar que todo esté en orden”.

Recompensa por el agresor

Por el ataque, autoridades confirmaron el anuncio de una recompensa de $10 millones a quien revele información que pueda ayudar a ubicar al agresor.

De hecho el brigadier general Gustavo Franco, comandante (e) de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, rechazó lo sucedido y aseguró “supuestamente amparado con un derecho constitucional a la manifestación pacífica, ataca por la espalda de manera violenta, de manera cobarde y de manera traicionar a una mujer Policía”.

Lea también:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here