yuliza

Desde la zona denuncian que utilizan ese método porque el puente que había “fue tumbado por obras de Hidroituango hace tres años”.

Noticias Antioquia.

Hay dolor y desespero en la vereda Palestina del municipio de Briceño, en el norte de Antioquia, por cuenta de la desaparición de la pequeña Yuliza de 13 años de edad.

El rastro de la menor se perdió luego de caer al río Cauca, cuando era transportada por las conocidas ‘garrucha’.

De acuerdo a lo conocido, el hecho tuvo lugar el pasado martes 22 de junio en horas de la tarde.

La menor se dirigía a llevarle el almuerzo a uno de sus tíos, indicaron testigos que presenciaron lo sucedido.

Yuliza tiene 13 años de edad

Aseguraron desde la Personería, que cuando se presentó el incidente, varias personas allí presentes trataron de auxiliarla, sin embargo no fue posible y la menor terminó siendo  arrastrada por las aguas del río Cauca.

“Cuando cayó, joven llevaba puesto un buzo azul, sudadera gris y tenis negros”, precisaron.

No se conoce su paradero

En medio de la dolorosa situación de su familia, indicaron que infortunadamente la menor aún no ha sido encontrada.

La búsqueda de los organismos de socorro ha sido infructuosa.

De hecho, frente a la situación que conllevó al accidente, la comunidad y allegados a la menor aseguraron a medios locales que eso se pudo evitar.

Meten a los hijos en costales y pasan el río colgados de cuerdas, en Granada Antioquia

Pues en el lugar antes había un puente, el cual habría sido tumbado por obras de Hidroituango.

“Allí se está adelantando la construcción de un nuevo puente, pero los trabajos llevan parados dos meses”, afirmaron.

La siguen buscando

Tras la desaparición de la menor la búsqueda ha sido incansable, incluso, desde la Alcaldía de Briceño han emitido una serie de alertas para encontrar a la pequeña.

Dejando a disposición varios número de contacto para que la pequeña sea encontrada.

Se puede reportar a los números 3233253000 de la Personería de Briceño o 3106624653, que corresponde a un familiar de Yuliza Adarve Areiza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here