plata que se perdió
Noticias Colombia.

Las víctimas fueron tres mujeres y un hombre, sus cuerpos envueltos en bolsas y tirados en una carretera. El determinador del crimen, secuestró en el 2000 a un niño en Cali y estaba prófugo.

Un hombre capturado en Cali la semana pasada y que portaba una cédula de identidad falsa porque tenía una condena pendiente por el secuestro de un niño hace 20 años, es señalado como el determinador de un crimen múltiple en Antioquia en 2019 y que apunta, sería por una plata que debía ser destinada a la compra de estupafacientes en el Atlántico.

El caso involucra nacrotráfico, un prófugo de la justicia y una organización criminal dedicada al sicariato y otros delitos en Medellín.

‘Los Conejos’, los señalados de perpetrar el homicidio colectivo.

La plata que “se perdió”

Los datos aquí mencionados son parte de la investigación realizada por el CTI de la Fiscalía con apoyo de la Policía.

El cuádruple crimen ocurrido en 2019, estaría relacionado con la pérdida de más de 3 mil millones de pesos con los que en Antioquia, un grupo de personas debían comprar drogas.

Esa compra, era de estupefacientes en el Atlántico. 

A quién debían comprarle, a dónde debían enviarla y de quién era la plata, hacer parte de la reserva de la pesquisa en curso.

Tampoco está claro si la plata se perdió, si fue encontrada o qué pasó.

Dos de los cuerpos dejados en la carretera en el Valle de Aburrá.

Por ahora, hay capturados ocho presuntos miembros de ‘los conejos’, están presos y se enfrentan a cargos de:

  • Homicidio agravado, tortura agravada, secuestro agravado y porte ilegal de armas
    de fuego de defensa personal, todos los delitos en concurso homogéneo y sucesivo.

Alias Coco, Banano, Juan Diablo, Gordo Migue, Nandier, Junior, Narices.

Los capturaron en operativos en Medellín el pasado 15 de octubre del 2020, mientras se cumplían las audiencias de legalización de captura e imputación de cargos, el caso no se reveló.

En total sin embargo, son 10 capturados.

La masacre

Las víctimas son Johana Andrea Henao Pulgarín, William Montes García, alias Tuto; Mónica María Pineda Parra y su hija Mariana Pineda.

Entre el 1 y el 3 de septiembre ocurrieron los crímenes, habrían sido torturados para que dijeron dónde estaba la plata y qué había pasado.

Los cuerpos fueron hallados envueltos en cobijas y empacados en bolsas, los dejaron el 3 de septiembre de 2019 en vía pública de los municipios antiqueños de La Estrella y Caldas.

A las víctimas las secuestraron entre el 1 y 2 de septiembre, las llevaron a una vivienda del
barrio Enciso de Medellín, donde “fueron torturadas y asesinadas con armas de fuego”.

El primer hallazgo fue de dos cuerpos y ocurrió entre los municipios de Sabaneta y Caldas. El otro punto donde encontraron el resto de cadáveres fue en la población de La Estrella.

En ese momento, hubo dos capturas y se encontró un vehículo con posibles rastros de evidencias.

Envolvieron los cuerpos. En todos los casos, encontraron que se utilizaron bolsas plásticas y sábanas.

Secuestrador prófugo

Los hombres que habrían determinado el crimen, son dos; ambos capturados en Cali.

Óscar Marino Calle Perdomo, de 39 años de edad, y Yepes Berrío, ambos capturados por el CTI, también están presos.

“Los investigadores establecieron que Calle Perdomo tiene una condena pendiente de 30 años de prisión por el secuestro de un menor de 12 años de edad, ocurrido el 26 de abril de 2000 en la capital vallecaucana”, explicaron desde la Fiscalía.

El hombre seguía en las calles, porque “portaba una cédula falsa a nombre de Andrés Mauricio Correa Londoño”. 

La familia del menor pagó en esa época. Se lo llevaron tres hombres armados que interceptaron el bus en el que iba para el Colegio Mayor Alferez Real. El caso. 

A Calle y Yepes los llevaron a Medellín, donde el Juzgado 29 Penal Municipal con funciones de control de garantías, dictó detención intramural.

Los detalles de las capturas:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here