empresario
Noticias Colombia.

Casi 24 horas después lo llevaron donde el fiscal quien le dijo que ya se podía ir, y ya, no hubo explicaciones.

Un empresario duró más de 20 horas en medio de un procedimiento policial que terminó un “error” pero del que según, dijo, los policías le respondieron que “ya no se podían echar para atrás”, habían hecho actas, informado a la Fiscalía e impuesto comparendos, además de inmovilizarle el vehículo.

Ocurrió entre el viernes y el sábado.

El empresario, Abner Rojas, iba en la vía que comunica a Villavicencio con Bogotá, en la capital del país debía cumplir una cita de negocios.

empresario
El empresario Abner Rojas denunció presunto abuso de autoridad.

En el peaje y punto de control de Puente Quetame de la Policía de Carreteras en Cáqueza lo pararon, le pidieron la documentación, y terminó acusado de falsedad en documento publicó.

El hombre, iba a la capital del país a mostrar un prototipo de respirador que le habían solicitado en una clínica; se dedica a la venta de autopartes para equipos mecánicos. Para ir a la cita, pidió cartas que avalaran el viaje, un permiso a la policía que se lo concedió y tenía todo el día.

Así fue la situación: 

“Me pidieron los papeles, yo les entregué, me dicen que el permiso de la policía no es como el que se expide y que era falso, yo les digo que llamen y verifiquen, y proceden a inmovilizarme el carro, quitarle el equipo y no dejarme avanzar”.

Horas y horas sin ayuda

El procedimiento empezó a las 7 de la mañana del viernes, pasó medio día y no había solución para el empresario.

Le decían que lo acusarían por falsedad en documento público. Su carro ya había sido inmovilizado además, por “violar la cuarentena”. Y una sanción.

Pasó la tarde en medio del procedimiento sin respuestas claras, no le daban soluciones. La policía lo reportó a la Fiscalía, lo detuvieron y le tomaron fotos “como a un delincuente”.

empresario Caquezá
El empresario en la patrulla de la policía.

Llegaron las 6 de la tarde de ese día y le dijeron que sí, que en efecto hubo un error en el procedimiento. Pero la pesadilla estaba lejos de terminar.

“Los policías efectivamente reconocieron que el documento era legal, si nosotros ya vimos que tu actuaste de buena fe, quizás el policía de Barranquilla también actuó de buena fe, el problema es que ya nosotros no nos podemos reversar en nuestro procedimiento porque nos podemos meter en problemas”, explicó Rojas, que eso, fue lo que le respondieron.

Y no lo soltaron, lo dejaron detenido esa noche.

La novia del empresario al ver la situación y que no habían soluciones, acudió a la red social de Twitter para hacer publico el caso.

No hubo poder humano que ese día, hiciera que el empresario fuera liberado.

Hasta el día sábado que un fiscal acudió a la estación donde tuvo que pasar la noche en una celda, pero lo más grave, es que le dijeron, “sí, ya usted queda en libertad”. Nada más.

Le toca ir hacer el trámite para sacar el carro de los patios y pagar una multa.

El documento de permiso de la Policía Nacional expedido en Barranquilla en abril, según conoció TuBarco Noticias Bogotá, es porque la adquisición de los equipos para la construcción del prototipo de ventilado le ha tocado hacerlos personalmente y cumpliendo protocolos ha tenido que viajar.

La Policía no se ha pronunciado sobre esta denuncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here