La joven aseguró que el primer robo a su establecimiento comercial fue en Semana Santa y el segundo la madrugada de este jueves. Denunció que las autoridades lo tienen identificado, «lo cogen y lo dejan ir como si nada».

Noticias Bogotá.

Para muchos seguidores del Deportivo Cali el nombre del futbolista Juan Daniel Roa quizá no les traiga gratos recuerdos tras su paso por la institución azucarera. Sin embargo, el deportista y su familia viven una compleja situación por culpa de la inseguridad en Bogotá.

Ángela Gordon, esposa del jugador y empresaria ha sido la afectada.

Ella de acuerdo a las denuncias parece haber encontrado «ladrón propio», pues el mismo delincuente ha ingresado a robar en dos ocasiones a su establecimiento comercial.

Juan Daniel Roa y Ángela Gordon

Ella contó al portal Fútbol Red que:

  • «Fueron dos veces, la misma persona. El pasado 16 de abril, sábado de Semana Santa, en la madrugada se nos metió un tipo al local, rompió rejas e ingresó al local y me hizo un saqueo por casi 8 millones de pesos, en mercancía, bafles, dinero en efectivo y otras cosas».

Gordon pudieron conocer varias imágenes de seguridad en donde se observa cómo ingresa el sujeto por un parqueadero que no tiene ningún cerramiento:

  • «Es del mismo dueño del local pero él no quiere cerrarlo a pesar de que ha habido robos en otros locales que él alquila. Ingresan muchos habitantes de calle, que sería el responsable de este robo».

Indicó que realizó la denuncia pública del caso con temor de publicar imágenes del delincuente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Futbolred (@futbolredcom)

 Poca solidaridad del arrendador

Ángela manifestó que al no tener apoyo del arrendador del local le tocó invertir en más seguridad pero no pudo evitar el segundo robo.

  • «Mandé soldar rejas en la parte de atrás del local porque el dueño no hizo nada y anoche, a las 2 de la mañana, como consta en todos los vídeos, el mismo tipo ingresa, revisa todos los locales que estamos en la parte de atrás, pero entonces rompe de nuevo los vidrios y por los huequitos sacó tenis, ropa, bolsos, accesorios».

  • «Sacó todo en una bolsa y entonces llega la Policía, a las 3:20 a.m. Lo detienen en la entrada del parqueadero, lo requisan y lo dejan ir, y lo que es más increíble es que ellos van al parqueadero, inspeccionan, se ven los vidrios y todo roto, pero se van y no dejan registro. El ladrón vuelve a los 15 minutos y se lleva la bolsa enorme con toda la mercancía».

Así expuso el caso en sus redes sociales:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here