Mateo Gutiérrez habló desde el exilio. Foto: Captura de pantalla

Gutiérrez, acusado hace algunos años por supuestos delitos de terrorismo en Bogotá, habló por primera vez luego de ser declarado inocente

Noticias Bogotá

Mateo Gutiérrez tiene una historia muy particular: estuvo en prisión, salió en libertad, y ahora, desde el exilio, lucha por recuperar su vida.

El 18 de septiembre de 2015, es una fecha triste para la ciudad de Bogotá, y es que ese día, una explosión marcó a muchos.

En un edificio ubicado en la carrera décima con calle 18, supuestamente, una mujer embarazada y dos jóvenes, hicieron explotar un artefacto.

En ese lugar, estas personas dejaron a un menor de edad, amarrado y amordazado, para luego hacer explotar el artefacto.

Cuando luego de algunos minutos, llegaron las autoridades, encontraron panfletos y banderas alusivas a un movimiento revolucionario.

El menor de edad, que estaba en el apartamento cuando la explosión, reconocería luego a Mateo Gutiérrez como uno de los responsables del hecho.

El 23 de febrero de 2017, Gutiérrez iría prisión por ser, supuestamente responsable de los delitos de terrorismo y varios casos más.

Casi 20 meses estuvo preso el estudiante, siendo además vinculado en varios casos más de terrorismo y algunas explosiones.

El 7 de noviembre de 2018, un juez lo declaró inocente de los delitos que le marcaban, y esa decisión fue, recientemente, ratificada.

Hoy, con la ratificación en sus manos, y viviendo en Europa donde se resguarda hace algún tiempo, por seguridad, habló con la Revista Semana.

“En todo el proceso una a una las mentiras de la Fiscalía fueron desmontadas”, dijo Mateo Gutiérrez como primer testimonio.

“En la Fiscalía se han encargado de hacer varios montajes judiciales, junto con la Policía y la Sijín, que no han sido solo mi caso”, agregó.

“A Néstor Humberto Martínez le diría que no me robó la vida, porque he salido victorioso de esto”, contó.

“En la cárcel Modelo vi cómo los altos mandos, después de un motín, les hablaban a los presos de que era necesario pagar dinero para vivir bien”, confesó.

“A Juan Manuel Santos le diría que sabe perfectamente que no es una persona con vocación de paz, que no se merece ese Nobel”, en referencia su relación con el expresidente.

pueden leer: De Bogotá a Suiza: una medalla de plata que vale oro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here