Noticias Cali.

Se trata de Rodrigo Vargas y Marcela Tamayo quienes hicieron dicha travesía para aportar un grano de arena para varios de los 400 niños de la Fundación Operación Sonrisa.

Para ellos, viajar desde Bogotá hasta Cali en bicicleta ha sido uno de los más grandes retos que nos han enfrentado, pero también, uno de los más deseados.

No son ciclistas profesionales, pero sí deportistas. Ambos se dedican gran parte del tiempo a correr maratones.

Rodrigo Vargas y Marcela Tamayo

Precisan que el encierro por la pandemia les dio la oportunidad de dedicarse a la bicicleta de ruta y gracias a eso pudieron entrenar y acondicionarse físicamente en medio de la pandemia.

En total, su recorrido cubrió una distancia de 530 kilómetros, alcanzando desniveles acumulados de 9.200 metros con paso por el Alto de Letras (3.700 metros de altura sobre el nivel del mar).

Con su esfuerzo lograron donaciones para los niños

La meta lograda por la pareja, era lograr recaudar fondos para la Fundación Operación Sonrisa.

Dichos recursos serán destinados a varios de los  400 niños que hacen parte de la fundación y sufren de paladar hendido. La idea es devolverles una sonrisa.

Tras lograr la hazaña, precisaron que “siempre nos ha motivado el deporte pero en esta oportunidad, además, nos impulsa una causa muy bonita de la Fundación Operación Sonrisa y la labor enorme que hacen para devolverles la sonrisa a niños y niñas con labio y paladar hendido”.

Hasta el momento, su meta es lograr recaudar $63,807,861 y han logrado algo más de 40 millones.

“Hasta el momento han logrado recaudar más de $40.000.000 que se destinarán a cubrir los gastos logísticos de cirugías a niños y niñas con labio y paladar hendido, que habitan en zonas apartadas del país”, precisaron en entrevista con RCN Radio.

Lea también:

Sobre su iniciativa, la directora ejecutiva de la Fundación Operación Sonrisa, Marcela Forero se mostró muy feliz.

Manifestó que “nos alegra mucho toda acción y apoyo que nos ayude a cumplir el objetivo de devolverle la sonrisa a todos los niños y niñas del país con hendidura facial; esta pareja de esposos y su travesía, son el ejemplo de que podemos combinar nuestras pasiones y actividades, con el apoyo a causas nobles en favor de la niñez”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here