La menor fue atacada presuntamente, por su padrastro, quien está hospitalizado y bajo custodia policial.
Noticias Bogotá.

En este nuevo caso que sería feminicidio, el padrastro de la menor es el principal sospechoso.

En una clínica en Bogotá permanece  Marco Fidel Díaz Rubio, el hombre encontrado herido en un apartamento en Kennedy, con heridas que se ha determinado sí pudo haberse causado luego de presuntamente, asesinar a su pareja y a su hijastra, una niña de apenas 4 años de edad.

Cuando el país viene de conocer los asesinatos de cuatro mujeres en la última semana, a manos de sus parejas o exparejas, ocurre un doble crimen.

Heidy Soriano y su hija, de 4 años, vivían con Díaz Rubio en el barrio Valladolid en la Localidad de Kennedy, que acaba de salir de una cuarentena total por el coronavirus.

En el apartamento solo estaban los tres el pasado 14 de junio.

Los detalles que hasta ahora se han conocido, es que ese día en la noche regresaron de la calle los tres y pasadas las 10 de la noche, los vecinos escucharon gritos de auxilio y llanto.

A la niña la escucharon llamar a su mamá. Luego, gritar de dolor.

Pensando en su hija

Lo que hasta ahora se presume, es que Díaz Rubio atacó a Heidy, varias veces con arma blanca. A su dolor físico, tuvo que pensar en su pequeña en ese lugar, sin que nadie las ayudara y que correría su misma suerte, sería asesinada.

4 años
Heidy y su hija, fueron asesinadas en su apartamento en Bogotá y el responsable, sería la pareja de la madre y padrastro de la menor.

Cuando mató a su mujer, el sujeto atacó a la niña de 4 años de edad. También la hirió varias veces.

Finalmente llegó la policía y encontró a Heidy y a su niña ya sin vida, al hombre herido. Tenía heridas en el pecho, había sangre y confusión.

A él lo auxiliaron rápido, a primera vista, todo parecía un ataque perpetrado por una cuarta persona o más. Tal vez un robo. Pero conforme pasaron los minutos y se evaluó la evidencia, un feminicidio era posible. Un doble feminicidio. 

Otro, de los 110 que van en 2020 y los 47 en cuarentena, este número es porque ya están así establecidos en la Fiscalía. Pero más de 40 casos están en investigación porque las mujeres, fueron asesinadas en sus casas esta cuarentena.

En la clínica, las heridas del sujeto fueron revisadas y atendidas, pero el dictamen médico indica que no las habría causado alguien más. Es decir, sería auto infligidas.

Se hirió para hacer creer que los habían atacado.

Maltrato

Heidy alegre y trabajadora, su pareja un “hombre celoso y posesivo”

Entre los detalles revelados por EL TIEMPO, que logró hablar con familiares y amigos de las víctimas, está que tenía dos años de relación con el presunto feminicida.

Con Díaz Rubio se había ido a vivir hacía cuatro meses.

“Personas cercanas a Heidy notaron que había algo extraño en el comportamiento de él”, indica el medio.

“Cuando ella comenzó esa relación ya no la veíamos tanto, deducíamos que era un hombre posesivo y celoso”, le dijo una amiga al medio.

Presuntamente, el hombre no dejaba que Heidy saliera sola, ni que llevara a su niña a paseos con amigos. “Le prohibía salir a trabajar, le revisaba el celular”. 

Denuncian que “tenían discusiones frecuentemente”. 

Y al final la pregunta de lo ocurrido esa noche del 14 de junio en el apartamento, ¿alguien pudo intervenir? Hubo gritos, llantos por varios minutos. Nadie intervino.

La puerta cerrada y adentro, una pesadilla vivieron Heidy y su pequeña hija, su adoración de apenas 4 años de edad.

Le sugerimos leer:

Estadounidense quemó su casa tras pelear con su mujer en Santander

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here