En Bogotá condenaron a mujer víctima de violencia doméstica: vecinos la defendieron y su expareja la denunció

La mujer fue condenada a 4 años, su victimario quedó libre por vencimiento de términos y luego la denunció.

Noticias Bogotá.

El caso de Leily Vanegas, una joven mujer de 29 años de edad ha conmocionado y generado polémica en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia.

Su situación lejos de ser sinónimo de respeto y apoyo, se convirtió en una «horrorosa forma de revictimización», como muchos han denunciado.

Ya que el juez 24 penal municipal Hernando Díaz Franco, impuso una pena de cuatro años.

Ella es una madre cabeza de familia, tiene dos niñas y fue víctima de agresiones físicas y psicológicas durante muchos años; todo de manera sistemática en lo que ella denominó «una relación infernal».

Una dolorosa historia

Toda la psadilla por la que Leily pasó se remonta al año 2012, cuando aún era estudiante de psicología.

Ella reveló que su pareja sentimental, un hombre identificado como Santiago Garavito, al que conoció cuando tenía 13 años y eran vecinos, la golpeaba y la agredía verbalmente delante de forma constante delante de sus compañeras.

Manifestó que en muchas ocasiones trató de separarse de él, sin embargo en el 2014 quedó en embarazo y decidió darle otra oportunidad, su idea era construir un hogar.

Feminicidios, la primera causa de muerte en mujeres entre 15 y 44 años de edad en América Latina, en Colombia es grave

Pero cuando nació la niña todo empeoró.

“Ahí es cuando inicia la tortura, empieza a golpear las cosas, a golpear la niña, a golpearme a mí. Recuerdo mucho que una vez él le pegó a la niña porque ella, aprendiendo a caminar, regó un poquito de agua que tenía en un vasito y el señor se enloqueció, le pegó unas palmadas horribles, la tiró al corral y yo dije que no iba a permitir esto», reveló a medios capitalinos.

Sin embargo el hecho por el cual fue condenado sucedió el 5 de junio de 2015. Ese día la agredió en la calle con puños y patadas, «sin motivo alguno».

“Él queda capturado, los vecinos me auxilian porque pretendía subirme al apartamento en el que vivíamos para rematarme. Por encima de la policía fue linchado por otras personas y utilizó esas lesiones que recibió para denunciarme a mí”, dijo.

Tras ese hecho la denunció

Uno de los detalles más increíbles de la historia es que tras el ataque, el hombre fue llevado a la cárcel pero luego de seis meses quedó libre por vencimiento de términos, lo que aprovechó para denunciar a Leily.

“No logramos incluir los vídeos en el que se ve donde lo golpean, pero sí tenemos los testigos, tenemos la medida de protección, la sentencia condenatoria porque él aceptó los cargos. Aun así, el juez decide creerle al agresor y a un dictamen de Medicina Legal que dice que tenía golpes, pero no se sabe de quién”, explicó ella.

“Él dice que siempre fue víctima, pero que le daba pena denunciar por ser hombre», agregó la mujer.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here