Noticias Bogotá.

Ángela, aun convaleciente decidió contar detalles de la relación amorosa que terminó en una brutal agresión, su pareja -capturado- la atacó con un hacha, su mayor temor fue su hijo de 12 años que estaba en la casa cuando ocurrieron los hechos.

Ángela Ferro fue dada de alta y se recupera en su casa en compañía de su familia; se recupera de las heridas físicas tras recibir siete hachazos en la cabeza, pero también del impacto psicológico y del temor que aún la ronda pensando, que su pareja fue un peligro para ella y su hijo, de 12 años de edad, y quien el día del ataque “fue mi héroe”.

A Miguel Camilo Parra, su pareja en el barrio El Redil, en Bogotá, lo capturaron.

Se fugó la semana pasada tras atacar a Ángela, en su huida habría estado recorriendo Cundinamarca y en un monte escondido en Fusagasugá, lo capturaron la noche del lunes.

Se había cortado el pelo, estaba mas delgado, sin barba.

Ahora, se enfrenta a delitos que le imputó la Fiscalía: “Violencia intrafamiliar y tentativa de homicidio”. Tendría antecedentes de agresiones a otras exparejas.

Ella, la víctima, decidió hablar este martes con Caracol Radio en el programa ‘Hoy por Hoy’.

‘Problema de ira’

Ángela dijo que no sabía qué decir sobre lo que pasó, solo recuerda que el día que la atacó estaban discutiendo, recuerda vagamente a su hijo atendiéndola y luego ya, en el hospital.

Ese día, ella estaba empacando porque se iban a separar.

Miguel Camilo Parra, coleccionaba hachas.

Dijo que él, a pesar de “tomarse todo a pecho”, había aceptado la separación “amistosa”.

Sin embargo: “Él ya había sido agresivo, me había tirado de la cama; había intentado morderme, pero al mismo tiempo era detallista y cambiaba. Era como si fuera dos personas diferentes”.

Cuando Parra atacó a Ángela, el hijo de ella, estaba allí mismo en la casa.

Hoy le duele pensar que pudo matar al niño también, y cree que no lo hizo, “porque eran amigos, se la llevaban muy bien”.

Noticias relacionadas

Y fue el menor quien al ver a su madre herida, sangrando y casi muriendo, intentó brindarle primeros auxilios y llamó a la policía.

Angela, decidió separarse de Miguel precisamente, por algunas de sus actitudes.

Ahora, tras su captura ella y su familia se siente más tranquilos, tratando entre todos de reponerse de esa pesadilla.

Tras este hecho, Ángela ha conocido que algunas exparejas del sujeto habrían vivido con él episodios violentos.

También, rechazó que la madre de Miguel pudiera conocer de los “problemas de ira” de él, de lo agresivo que podía ser “y no me haya advertido, sabiendo que yo tenía un niño. Estuvimos en riesgo y no dijeron nada”.

Ella ahora está dispuesta a cumplir todo el proceso judicial que le espera a su excompañero sentimental, al denuncia sigue en pie y espera que pague por lo que hizo.

Mientras tanto, Ángela seguirá recuperándose.

Aun ve borroso, no puede caminar bien y siente fuertes dolores, las heridas en su cabeza tienen puntos y debe hacerse curaciones.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here