Estuvo 4 meses en un albergue de la alcaldía de Popayán.

La Secretaría de salud decidió entregar nuevamente a Takeshi.

Perro de raza akita inu que estuvo alejado de sus dueños luego de morder a un pequeño de 12 años en Popayán.

Iris Santiago, Secretaria de Salud municipal, expresó que la mascota no podrá ser llevada a su casa.

“Debe estar en un albergue que la misma familia contrato”, expresó Santiago.

Takeshi, seguirá en observación de expertos, porque está en un proceso de recuperación.

La alcaldía tomó la decisión de no dejarlo ir a su casa, porque podría atacar a otra persona.

La familia dueña del canino, dio a conocer que su mascota no se encontraba en buen estado de salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here