TUBARCO tuvo acceso a desgarradores detalles del feminicidio que indigna a Nariño. Conozca aquí el testimonio de la hija de la víctima.

Noticias Nariño

“Si no eres para mí, no serás para nadie más”, fueron las palabras con las que un vigilante sentenció de muerte a su pareja segundos antes de accionar su arma de dotación.

El hecho, que dio a conocer ayer TUBARCO y que desató la indignación en el municipio de Ipiales y buena parte de Nariño, tomó un dramático giro.

Así ocurrió por cuenta de las declaraciones entregadas en las últimas horas por Ingrid Mesías Maya, hija de Luz Dary Romero, la víctima de este episodio de violencia.

A SANGRE FRÍA

Tal como había contado  este medio, el ataque a tiros se produjo tras una tensa discusión de la pareja motivada por los celos.

En el desgarrador testimonio, Ingrid recalcó que su mamá fue a llevarle la comida del día a su pareja, quien trabajaba como guarda de seguridad en un conjunto residencial

Al parecer, en su recorrido Luz Dary, que se dedicaba a la venta de discos compactos, observó a su pareja en una situación comprometedora con otra mujer.

“Mi mamá le dijo entonces que ya no quería verlo más, que quería acabar todo con él”, afirmó Ingrid.

Fue allí cuando el vigilante tomó la fatal decisión.

“Él le sacó el revólver y mi mamita le decía Alejandro, no vaya a hacer tonteras, y fue cuando le dio el primer disparo”, relató la joven en medio de lágrimas.

No contento con el primer ataque, el hombre, según el testimonio, se habría devuelto para propinarle otros dos disparos más a la víctima.

“Le dio tres tiros, le desfiguró un ojito y el rostro”, dijo.

Sostuvo además que dentro de los cinco años que su mamá y el victimario llevaban como pareja ya había habido otros antecedentes de violencia.

“Él nos amenazó una vez con una granada”, puntualizó.

EN GESTACIÓN

Sin embargo, la mayor revelación llegó con el dictamen forense del cadáver.

“En la autopsia miraron que ella estaba embarazada”, aseveró Ingrid.

Se trataría, según supo TUBARCO, de un embarazo ectópico. Esa característica, para nada, amilana el dolor de los parientes de Luz Dary.

PRÓFUGO DE LA JUSTICIA

El testimonio de Ingrid apunta a que la identidad del victimario sería la de Alejandro Escobar.

El paradero del hombre, que sería desplazado del departamento del Cauca, es incierto.

“Entrégate Alejo para que pagues por lo que le hiciste a mi mamita y a nosotros que quedamos huérfanas”, manifestó la menor.

Como si el dolor por la pérdida no fuera suficiente, por su precaria situación económica, la familia de la víctima está recolectando recursos para poder sepultar a Luz Dary en Ipiales.

Entre tanto, las autoridades iniciaron con las respectivas indagaciones para dar con el responsable de este caso que causó estupor en el departamento de Nariño.

 

Le puede interesar

Vigilante celoso atacó a su esposa a tiros en Ipiales, Nariño

Más de 600 personas evacuadas por fuertes lluvias en Corinto, Cauca

Nariño pierde $66 mil millones por ‘conejos’ al sistema eléctrico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here