El mensaje espiritual de semana santa

 

Opinión

En este domingo, según la tradición cristiana, se conmemora la resurrección de Jesucristo que fue molido a golpes por nuestros pecados. Antes, reinaba la ley de Moisés; pero con el Salvador llegó la Gracia. Que esta semana santa haya servido para marcar un cambio en nuestras vidas.

¿Le da fastidio que le hablen Dios? A algunos nos daba rabia que nos tocaran este tema y otros siguen en la misma línea.

La verdad es que cuando eso pasa, estamos atravesando por oscuros desiertos y no queremos poner en orden nuestra vida.

Dios se nos vuelve una verdadera molestia. Queremos que todo sea bueno, pero sin él, la vida es gobernada por las tinieblas de nuestro propio ego, la vanidad y el orgullo. Creemos que somos invencibles, pero recordemos que somos limitados en nuestras propias fuerzas. Por eso viene la ruina, las enfermedades; o también teniendo dinero y salud somos infelices. Somos unos pobres que no sabemos qué camino tomar.

LAS CARGAS QUE AGOBIAN.
A veces estamos llenos de problemas, necesidades, angustias y cargas. ¿No les ha pasado que todo sale mal y los inconvenientes llegan juntos por montones? Es cuando a Dios lo tenemos alejado de nuestra vida.

Pues si es el caso en que estamos cargados y cansados, hay una buena noticia: Dios siempre está con nosotros, aunque no lo veamos y Jesucristo espera a nuestro lado pacientemente para que lo dejemos entrar a nuestra vida para poder actuar.
A partir de hoy podemos restablecer esa línea rota de comunicación con Dios y podemos obtener esa ‘simcard’ que nos hace falta.

LA ORACIÓN EFICAZ.

Es fácil, recibir a Jesús solamente haciendo esta oración:
Señor Jesús, a esta hora, en este día, abro las puertas de mi corazón para que entres en él y me limpies de toda maldad. Me arrepiento de todos mis pecados y te pido que los borres, para que hagas de mí la persona que tú quieres que yo sea.

Te declaro, como mi Señor y mi suficiente Salvador personal. Anota mi nombre en el libro de la vida, para cuando tú me llames, yo te pueda responder.

Recibo tu perdón, tu bendición y el regalo de la vida eterna. Amén.

Ahora ya podemos orarle a Dios porque somos sus hijos para decirle lo que nos pasa como si se lo contáramos a un amigo, hágalo solo o sola, en privado y él se lo recompensará en público.

No vayan a pensar que con esto, los problemas van a desaparecer como por arte de magia. Dios NO es un bombero que apaga los incendios que hemos provocado.

Solamente le hemos dado poder a Dios para que empiece a actuar por intermedio de su hijo Jesús. No interrumpa nunca la comunicación, NO deje vencer la ‘simcard’ que ahora tiene; ore todos los días y obedezca sus mandatos para que crezca la fe y así él hará los milagros y prodigios que esperamos.

A partir de hoy no seremos la misma persona desubicada, angustiada y llena de desespero. Tal vez empecemos a sentir que viene la paz espiritual, aquella que es inexplicable y como tal sobrepasa todo entendimiento.

Como seres humanos, limitados en nuestras fuerzas, necesitamos de un ser sobrenatural y Todopoderoso como lo es Dios. Recuerde que si Dios está con usted, ¿quién se atreve a hacerle frente?

 

Escrito por Hernando ‘Fito’ Hurtado

Maestro de doctrina cristiana.

Bendiciones para todos los lectores de TuBarco.

 

Los obstáculos que impiden los milagros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here