Ojos de Perro Azul, el restaurante que nació en Cali por amor a una mascota.
Ojos de Perro Azul, el restaurante que nació en Cali por amor a una mascota. Foto: Facebook @ojosdeperroazul

Lo que empezó como una actividad para recaudar fondos se convirtió en un espacio para hacer tertulia y degustar platos del pacífico y otros.

Noticias Cali.

Hace un tiempo, un periódico del país hizo una nota acerca de los nombres «más raros» que tenían restaurantes en Colombia y en el listado aparece un establecimiento en Cali que tiene una bonita historia detrás del emprendimiento.

Vea: Castillos que ha tenido Cali a lo largo de su historia; tres aún se conservan

Se trata de Ojos de Perro Azul, un sitio que está ubicado en la colina de San Antonio, en la capital vallecaucana, y que curiosamente lleva ese nombre por amor a una mascota.

Aunque el nombre podría hacer pensar a muchos sobre la clásica canción de Rubén Blades o el fabuloso libro del Nobel colombiano Gabriel García Márquez, lo cierto es que los dueños le colocaron ese nombre a su negocio en honor a su mascota, un perro de un ojo azul y otro café, al cual llamaron Juancho Medina.

Precisamente, el negocio abrió sus puertas en 2004 para salvar a Juancho Medina, ya que sufría de babesia, una enfermedad poco común, grave y a veces fatal, causada por la garrapata. La cura era muy costosa, por lo que los dueños del perro decidieron hacer una fiesta para recolectar dinero para pagar el tratamiento de Juancho.

Ojos de Perro Azul, restaurante en Cali.

El evento fue todo un éxito y asistió mucha gente, logrando recaudar los fondos necesarios para pagar la primera fase del tratamiento que requería Juancho para curarlo de la enfermedad. Posteriormente, se realizaron más actividades para recaudar el resto del dinero que se necesitaba para salvar al animal.

Fue tanta la acogida de la reuniones que los invitados comenzaron a pedir más eventos, de esa manera se convirtió en un establecimiento fijo.

Hace un tiempo, Alexandra Medina, su propietaria, le contó a El Tiempo que el sitio puede describirse como un tertuliadero, un espacio para que los caleños y también turistas puedan conversar, escuchar música y a la vez probar los platillos que ahí se preparan.

Como entradas los clientes pueden disfrutar de empanadas vallunas, marranitas y chorizos, sándwiches, shawarmas, y más. Mientras que en los platos fuertes de la casa destacan los lomos. Por su parte, la especialidad de la casa son las tostadas grandes con salsas especiales e ingredientes gourmet.

Aunque Juancho murió hace más de 10 años, el amor a su mascota les dio la oportunidad de salvarle la vida en su momento y de crear un emprendimiento exitoso.

Le puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí