Juliana Pungiluppi insiste en que los castigos físicos no moldean la conducta de los niños.

Noticias Colombia

En muchos hogares colombianos los padres de familia se valen de castigos físicos, agresiones verbales y tratos humillantes para reprender a los hijos.

Este tipo de acciones, según la directora del ICBF Juliana Pungiluppi, deben evitarse en la crianza de los menores de edad porque, según dice, no contribuye en su disciplina.

«Debemos acabar con la normalización del castigo físico porque no modula la conducta de niños y, por el contrario, genera miedo y rompe vínculo de confianza», aseguró la funcionaria.

Su pronunciamiento se dio a propósito de la decisión del Gobierno francés de aprobar una ley que prohíbe castigos corporales a los niños.

Según la Directora, “estudios evidencian que los niños criados con violencia son más propensos a tener problemas de consumo de sustancias psicoactivas, baja autoestima, a ser más violentos e incurrir en comportamientos antisociales”.

El castigo físico está prohibido en al menos 50 países del mundo. Foto: @ICBFColombia

Incluso manifestó que «los padres que usan la violencia como método correctivo también usan la violencia psicológica. Los niños no distinguen la violencia que unan para corregirlos de otro tipo de violencias».

Sin embargo, no se trata de que no se reprenda a los hijos cuando la situación lo amerite. «Las leyes deben ser de carácter pedagógico y venir acompañadas de una transformación cultural».

Justamente, recientemente un estudio de la Universidad de la Sabana y la Alianza por la Niñez Colombiana reveló que aumentó la violencia física contra los niños en los hogares colombianos.

Puede leer: Correa, palo y chancla, lo que más usan los padres en Colombia para reprender a los hijos

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí