Judicial

Polémica: condenan a municipio de Pasto por muerte de médicos en carnaval

De acuerdo con la sentencia y cuyos alcances aún no están en firme, el municipio de Pasto no tomó las prevenciones necesarias al ubicar las carrozas en un tramo de la carrera 36.

Noticias Pasto

 

Una fuerte controversia desató en Pasto la decisión del Juzgado Tercero Contencioso Administrativo del Circuito de condenar, en primera instancia, al municipio por la muerte de dos médicos y una enfermera tras el carnaval del 2016.

De acuerdo con la sentencia y cuyos alcances aún no están en firme, el municipio de Pasto no tomó las prevenciones necesarias al ubicar las carrozas en un tramo de la carrera 36 (Avenida Panamericana) en enero de ese año.

Como se recordará, la tragedia ocurrió el 9 de enero de entonces cuando los médicos Juan Guillermo Romo y Jairo Mora, así como la enfermera Viviana Carolina Revelo, a bordeo de un vehículo Cerato impactaron contra un camión doble troque en donde estaba montada la carroza, ‘Sed de Vida’ del maestro Luis Eduardo Burbano.

Tras el fuerte impacto, se generó un incendio que consumió el vehículo particular con todo y ocupantes al igual que la imponente obra.

Batalla jurídica

Tras lo ocurrido, la defensa de la familia de la enfermera Viviana Carolina demandó al municipio por la presunta responsabilidad en este caso.

Luego de tres años de audiencias, y de una desgastante batalla jurídica, fue emitida la sentencia en primera instancia.

En esta se recalca que existió una falla del servicio, puesto que no se presentaron las medidas preventivas, tanto para anunciar a los ocupantes de la vía que existía un obstáculo, en este caso las carrozas, las cuales habían sido autorizadas de manera previa por parte del municipio.

“Se pudo comprobar que previo a la ocurrencia de este caso, el 5 de diciembre del año 2015, se realizó una reunión con las diferentes dependencias del orden municipal, en el cual se había determinado ubicar las carrozas en el intercambiados vial Agustín Agualongo y tomar las medidas necesarias para prevenir algún tipo de accidente, cosa que nunca se cumplió”, señaló Sebastián López, apoderado de la víctima.

Sostuvo que sobre la zona solo había una cinta, desprovista de mayor contundencia en materia de seguridad.

Sin embargo, la familia no está del todo conforme y pedirá una sentencia de fondo y se indague la presunta responsabilidad de uno de los dos médicos que conducía el vehículo y que iría supuestamente en estado de embriaguez.

Municipio dará la pelea

Por su parte, fuentes cercanas a la Administración local señalaron que pedirán la revisión del caso al considerar como una medida injusta pues, a su juicio, sí se adoptaron las previsiones y, por otro lado, alegarán de nuevo que el conductor se dirigía bajo los efectos del alcohol.

Comenta aquí