Los detalles del fallecimiento del bebé, pero también de la madre son escalofriantes dado que tienen detrás una oscura historia de complicaciones familiares y judiciales.
Los detalles del fallecimiento del bebé, pero también de la madre son escalofriantes dado que tienen detrás una oscura historia de complicaciones familiares y judiciales. Foto: Murder_and_its_victims

Los detalles del fallecimiento del bebé, pero también de la madre son escalofriantes dado que tienen detrás una oscura historia de complicaciones familiares y judiciales.

Noticias Internacionales

Conmoción mundial ha causado la muerte de Kaiden, un pequeño de apenas tres años de edad al que su madre, identificada como Savannah Kriger, de 32 años, le quitó la vida para luego atentar contra la suya en el estado de Texas, Estados Unidos.

Los detalles de la forma cómo murieron el niño y la madre son escalofriantes, dado que tienen detrás una oscura historia de complicaciones familiares y judiciales.

Y es que la madre y el bebé fueron encontrados muertos en un parque, los detalles apenas empiezan a esclarecerse. Precisamente, Kriger, filmó un video en el que le pidió al pequeño, llamado Kaiden, que “le dijera adiós a su padre”. Horas antes de la tragedia, la mujer, ingresó a la casa de Kriger y destruyó el interior, mientras él estaba en el trabajo.

Minutos después, cuando buscó a su hijo en el jardín, llamó a Kriger, donde le expresó: “Ahora no tienes nada para regresar a casa y no tendrás nada al final del día”.

El hombre grabó la conversación que inmediatamente llevó a la policía, dado que estaban transitando un divorcio y tenían una audiencia en la semana.

Además, en la conversación la mujer dijo, con el niño en el asiento trasero, que su marido “los había dejado por una mujer que conoció en Internet”. Y enfatizó: “Explícale a tu hijo por qué no estás aquí».

Luego de pedirle al niño que se despidiera, la mujer le dio un beso y se disculpó con él.

El padre de Kaiden condujo a toda velocidad hasta su residencia y en el camino llamó al 911.

Cuando llegó a su domicilio, tomó fotografías de los destrozos. Según los registros, la mujer intentó comunicarse con él nuevamente a las 15.19 y le envió un último mensaje de texto que decía: “Dile adiós a tu hijo”.

En la propiedad, la policía halló vestidos de novia y retratos de boda con agujeros de bala expuestos en la cama.

Autoridades confirmaron que los casquillos de bala encontrados en su casa coincidían con los hallados con el arma junto al cadáver de ambos en el parque.    

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí