Con figuras como el Taita, Jaguar, Chaman y la planta del Ayahuasca, el maestro Erazo transmitirá que sintió al tomar el remedio Yagé, una práctica tradicional de la cultura indígena del Putumayo en Colombia

Con figuras como el Taita, Jaguar, Chamán y la planta del Ayahuasca, el maestro Erazo transmite una experiencia propia al tomar Yagé. Una práctica tradicional de la cultura indígena del Putumayo en Colombia.

Noticias: Especial Carnaval de Negros y Blancos en Pasto

El maestro Celso Almir Erazo presenta la carroza “El remedio Yagé”, una obra inspirada en una experiencia propia, donde a través de figuras narra el ritual de la medicina tradicional indígena propia del Putumayo, en Colombia.

“Llevamos muchos años, aproximadamente 25 años participando del Carnaval de Negros y Blancos. Para mí es un honor poder demostrar mis tradiciones, conocimientos y talento en esta fiesta cultural más grande de Colombia”, cuenta Erazo.

“El remedio Yagé” la carroza del maestro Almir Erazo cuenta con recreación artística una experiencia propia y única para el Carnaval

El maestro Almir ha llegado a ocupar el puesto 12 entre más de 30 carrozas, con obras como ‘Macondo’ en el Carnaval de Negros y Blancos.

“El remedio Yagé”

Los artesanos recrean en estas modalidades diferentes motivos que proyectan un imaginario múltiple, incluso muchos de ellos toman como inspiración las experiencias personales.

Es así como Almir decide contar y narrar el uso de la toma del Yagé o también conocida como Ayahuasca.

  • Es una experiencia propia de la toma del remedio tradicional de Putumayo, y eso lo quise representar como el proceso del Yagé”, dijo Almir.

La carroza tendrá diversas figuras propias y místicas del Ayahuasca, un proceso tradicional que revela con profundidad los bloqueos emocionales desde la conciencia de la mente y del alma. Para muchos es sanadora.

“Como figuras principales tenemos a un Taita, Chamán que viene su corona de calavera de jaguar para representa la fuerza, libertad y selva. Al frente de la carroza va la representación de la Pachamama, una figura de una mujer que ella es la que prepara el remedio.

«Atrás de la carroza va el tronco de la Ayahuasca, la mata sagrada de donde se saca el Yagé, y a los lados van los personajes guardianes del remedio”, añadió.

Las obras vuelven a la senda

En la obra trabajan 25 personas entre los cuales se encuentran pintores, soldadores, talladores y aprendices.

Durante los últimos días de preparación llegan más ayudantes «porque son días de trasnocho y trabajo duro, pesado. Esa es la esencia del Carnaval demostrar nuestra pasión por el arte, dejar a un lado muchas cosas para concentrarnos en terminar la obra”, contó Almir.

Algo inquietante es que el maestro revela que prefiere no hacer cuentas de los gastos e inversión de la carroza, ya que el valor puede asustarlo.

  • “No he hecho cuentas para no preocuparme, sale mucha plata. Mejor me concentro en terminar una excelente obra para el público”, dijo.

“Eso es lo que esperamos nosotros después de tanto tiempo, volver al juego a la emoción que da al ver la obra terminada”, finaliza.

También lea:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí