Este año nueve personas terminaron en la cárcel luego que las cámaras los grabara in fraganti cometiendo delitos.

Noticias Cali

«Este bus está siendo monitoreado». Este es el mensaje que muchos usuarios del MÍO encuentran en varios buses del sistema, alertando la presencia de cámaras de seguridad.

En total son 150 cámaras instaladas en buses articulados que cubren especialmente rutas de la zona centro y oriente de la ciudad.

Estos son los sectores priorizados por la Policía para acabar con delitos como el hurto a través de la modalidad de «cosquilleo», el más frecuente al interior del sistema.

Las cámaras son monitoreadas desde un centro de control instalado en la sede de la UTR&T (la empresa que realiza el recaudo de pasajes del MÍO) y cada que se observa alguna novedad, en tiempo real se emite una alerta a los policías dispuestos sobre los corredores del masivo (troncales y pretroncales).

Adicional a ello, los conductores tienen botones de pánico que se activan cada vez que ocurre un incidente al interior del bus.

El Capitán Albeiro Sierra, comandante de Seguridad del MÍO, de la Policía de Cali, dice que semanalmente pueden registrarse hasta 10 casos semanales de «cosquilleo».

«Las cámaras permanecen en constante monitoreo. Cuando ocurre alguna situación, el conductor del bus activa el botón de pánico y las unidades llegan hasta el sitio», explica el capitán.

Son en total 150 policías dedicados a la seguridad del MÍO.

Los resultados

Gracias a estas cámaras que están en los buses, la policía logró capturar en flagrancia a once ladrones, cuyas acciones quedaron grabadas en video.

El material fue aportado a la Fiscalía como prueba principal. De los once capturados, seis terminaron en la cárcel.

Las cámaras, además de combatir a los ladrones, también permitieron que este año tres acosadores terminaran con medida de aseguramiento, gracias a los registros de los videos.

Le puede interesar:

El supuesto abusador del MIO que querían linchar pero que nadie denuncia

El Capitán Sierra dijo que uno de esos casos es el de un hombre de 50 años que le tocó las partes íntimas a una menor de edad. El caso ocurrió en la estación Torre de Cali.

«Tanto en los casos de hurto como los de acoso, la comunidad ha sido fundamental porque fueron ellos los que alertaron sobre la situación. Posteriormente, con los videos, se presentaron las pruebas y se logra la judicialización», explicó Sierra.

Las cámaras también permitieron sancionar a cinco personas por cometer vandalismo en los buses.

Le puede interesar:

¡Intolerancia! Rapero destruyó las ventanas del MÍO porque no le abrieron rápido

Dichas acciones son excarcelables pero generan multas económicas superiores a los $700.000 según el Código de la Policía.

«Estas personas tuvieron que acercarse a Metrocali a realizar acuerdos y responder además por los daños causados», dijo el Comandante de Seguridad del MÍO.

Además de las cámaras de los buses, hay 177 cámaras de seguridad en las estaciones del sistema que complementan la vigilancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí