Altos de Menga: El verde de la montaña en cenizas, animales muertos y desplazados
El incendio empezó en Yumbo, pero se extendió hasta el norte de Cali e incluso casi alcanza al cerro colindante. Varias hectáreas quedaron en cenizas. Foto: @DAGMAOficial.

El incendio forestal tal vez más grave de este 2023 entre Cali y Yumbo, el de Altos de Menga, ha dejado un gran daño ambiental. ¿Para invadir, un pirómano o una mala práctica con quemas de basuras?, autoridades investigan.

Noticias Valle.

Un incendio que empezó con un pequeño foco en la mañana del jueves en Altos de Menga, y del que al parecer no hubo advertencia, terminó convirtiéndose en una inmensa bola de fuego que alcanzó a llegar a límites con casas y edificios entre Cali y Yumbo, y duró más de 35 horas.

El incendio empezó en Yumbo, pero se extendió hasta el norte de Cali e incluso casi alcanza al cerro colindante.

La tierra y el pasto secos, sirvieron de combustible.

Incendio descontrolado en Altos de Menga

Pasadas las 7 de la noche del jueves la situación, ya era grave.

El Bambi Buque de la Fuerzas Aeroespacial a esa hora no podía usarse, porque «se convierte más en un riesgo que en ayuda, por los vientos que hacen en esa zona».

Y es que precisamente, fue el viento el que complicó toda la emergencia.

El apoyo aéreo se dio el viernes, para terminar de sofocar las llamas y los focos de incendios que se reigniciaron.

La situación se volvió a complicar de tal forma, que el mismo Chipichape se vio amenazado, y tuvieron que evacuar porque el humo, «ahogaba».

Lea también:

Riesgo para viviendas

Si hubo riesgo para viviendas de al menos tres barrios colindantes con Altos de Menga: La Campiña, El Bosque, los más afectado por la caída de ceniza y olas de calor.

Esta es una zona compartida entre Cali y Yumbo, y aunque el incendio empezó en ese vecino municipio, la capital del Valle se vio seriamente amenazada. Más de 60 socorristas llegaron al lugar.

Algunas personas al inicio, solo llegaron a tomar fotos y vídeos y no atendió llamado de precaución de bomberos.

Luego, a través de redes sociales y páginas de noticias locales, se pidió ayuda a voluntarios, que llevaran agua y así se hizo. La gente respondió.

Casi hasta la media noche, muchos estuvieron apoyando la tarea de confinar el fuego.

Este sábado, autoridades harán un recorrido para tratar de ‘cuantificar’ el daño que dejó el incendio.

Flora y fauna severamente afectada, desde serpientes hasta zarigüeyas y otros animales, terminaron incinerados y muchos huyendo, generando esto un nuevo desplazamiento de fauna a la zona urbana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí