MascotasPrincipal

“Ojo niña, ahora el negocio es robar perros”

Sean criollos o de raza, los ladrones evalúan el valor comercial y sentimental, cualquiera de los dos, pagan.

A. S. CIUDAD.

 

El negocio de robar perros, ya sea para explotarles porque son de raza o para pedir por su liberación no es nuevo, pero ahora es más común por el aumento de mascotas en el hogar. En Cali, varios casos se han conocido a través de las redes sociales.

No se sabe cuántas denuncias ante autoridades hay por estos hechos.

 

A Nikita se la robaron

 

Nikita, Abril y Violeta son las más recientes víctimas.

 

 

La otra historia, es la de “Aleja”, ella paseaba sus perras, y el ladrón la persiguió.

Sin embargo, está historia tuvo un final diferente.

Abril y Violeta pudieron volver a casa.

Ocurrió en el sur de Cali, en zonas aledañas a la Plaza de Toros.

 

Así que “el tipo me alcanzó. Se me acerco de más y me dijo: Mami yo soy un atracador, y aquí tengo mi arma (se levantó la camisa y efectivamente)”.

El ladrón le dijo que “Usted se ve que cree en Dios y se nota que la cuida… bacano por eso, no me dan ganas de hacerle nada”, añade la mujer.

Y aunque la historia está contada de manera jocosa, la víctima estaba “muerta del susto”.

El sujeto caminó con ella varios metros.

“Me dijo: “Esas perras son costosas mami”.

Pero él le reitera “igual, no se las voy a robar…. vea mami, No tengo con que comer porque me acaban de soltar de la cárcel, me gasta comida?”

Así que esta historia termina en un minimarket con la víctima comprando arroz, atún y “un aceitico” para el delincuente.

Abril y Violeta, raza pequeña (Silky Terrier), se salvaron.

Y para “Aleja”, parte de la reflexión es “orar al salir de la casa funciona”.

“Y sus mascotas sean criollas o de raza, son blanco perfecto para robo; las de raza porque si no están esterilizadas son un cheque en blanco”, lamenta.

“Y si son criollitos igual! Se las roban para pedir rescate”, dice.

Comenta aquí