GeneralesPolítica

Tormenta política dejó a Tumaco no sólo sin alcalde sino también sin terminal

0Como si la maldición de la violencia no fuera suficiente, los tumaqueños afrontan otra tribulación: los coletazos de su inestable, fragmentada y cuestionada clase política.

El segundo puerto sobre el Pacífico tiene muy poco de ese sonado apelativo.

Su sistema portuario es irrisorio frente al de Buenaventura y hoy ni siquiera cuenta con terminal terrestre.

Precisamente el actual gobierno departamental se trazó solventar esta última necesidad con un megaproyecto de 18 mil millones de pesos.

El mismo no sólo buscaba suplir el habitual flujo terrestre de pasajeros, sino acondicionar un componente especial de navegación marítima.

Es decir, con el terminal multimodal propuesto por la Gobernación se cumpliría lo que reza el adagio popular, “matar dos pájaros de un solo tiro”.

Es decir, que desde esa infraestructura también se coordinarían los expresos fluviales a poblaciones como Francisco Pizarro, y otras zonas costeras de Nariño.

El gobierno departamental cumplió con la priorización de poco más de 18 mil millones para la iniciativa.

 

PROMESA INCUMPLIDA

A pesar de tener listos los recursos; la inestabilidad de la dirigencia política local de Tumaco tiene en veremos el proyecto.

Según conoció TUBARCO, y tal como lo advirtió la Gobernación; la anterior alcaldesa, Emilsen Angulo tenía listo el lote para la obra.

Ya todo estaba definido. Sin embargo, su destitución e inhabilidad ratificada por el Consejo de Estado; a principios del año pasado fue el primer palo en la rueda.

Durante los cuatro meses previos al proceso electoral para definir el nuevo alcalde, hubo dos encargaturas.

Las mismas, dadas la habitual dinámica administrativa, no fueron suficientes para desatollar la iniciativa.

Con el triunfo de Julio Rivera las cosas tomaron otro rumbo.

Válido en una democracia, Rivera, como nuevo alcalde, decidió que el predio escogido por su antecesora no era estratégico para Tumaco por lo que analizó otras opciones.

Justo cuando la iniciativa tenía una bocanada de aire, se conoció hace menos de dos semanas la suspensión y captura del mandatario.

El mismo es investigado por supuestas irregularidades en un proyecto de vivienda.

 

PESADILLA SIN FIN

El nuevo revés político de Tumaco; tiene en veremos y tiró al traste la promesa del nuevo terminal para la ciudad costera.

Hoy la obra, de 18 mil millones de pesos afronta un futuro incierto; tan incierto como el porvenir político de este municipio de Nariño.

Comenta aquí