GeneralesPrincipal

¿Quiénes son los encapuchados que desataron el caos en Pasto?

 

Con registros de cámaras de seguridad y testimonios de comerciantes la Policía busca a un grupo de encapuchados que desató anoche el caos en el centro de Pasto.

Los vándalos aprovecharon la legítima y pacífica marcha de los universitarios en defensa de la educación pública, para infiltrarse y entrar en confrontación con el Esmad.

El grupo de encapuchados, no mayor a 10 personas, se tomó las instalaciones de la Universidad de Nariño del centro de Pasto.

Desde las terrazas empezaron a lanzar papas- bombas, lo que desató la respuesta de los antimotines.

La confrontación, inusual en la historia reciente de la ciudad, generó un verdadero caos.

La calle 19, entre la Gobernación y la Plaza del Carnaval fue cerrada, en plena hora pico lo que derivó en congestiones vehiculares.

 

 

 

 

“NOS SENTIMOS PRISIONEROS”

Los que llevaron la peor parte fueron estudiantes, trabajadores, padres de familia y niños que se encontraban en la sede Udenar centro.

TUBARCO habló con varias personas que tuvieron que estar encerrados por varias horas al quedar en medio de la reyerta.

“Vine por mi sobrina que estaba en un curso de música. Cuando íbamos a salir todo empezó”, dijo Fanny Zambrano, una de las afectadas.

Aseguró que vivió momentos de mucha tensión pues por un momento se pensó que el choque estaba en las calles se trasladaría al interior de las instalaciones.

“La niña empezó a llorar por los gases lacrimógenos y los otros familiares de otros pequeñitos también se asustaron mucho”.

Tras más de tres horas de choques, fue necesaria una comisión humanitaria integrada por varias entidades, entre ellas la Defensoría del Pueblo y la Gobernación de Nariño.

Esa mediación permitió que las personas atrapadas en el interior de esta sede pudieran salir sanos y salvo.

 

 

 

 

DENUNCIAN EXCESOS DEL ESMAD

Este medio también conoció varias denuncias sobre presuntos excesos del Esmad.

“Nosotros estábamos en una cadena humana en la calle 19 frente a la Gobernación y desde la tanqueta empezaron agredirnos”, dijo la universitaria Nelly Chatazar.

Recalcó que están en contra de los actos de vandalismo, pero estos incidentes no pueden dar lugar a estigmatizaciones.

“No es un secreto que en varias ciudades del país los mismos organismos de seguridad del Estado infiltran para legitimar sus atropellos y acabar la protesta pacífica”, señaló.

Comenta aquí