JudicialPrincipal

La historia de la venezolana que asesinó a un nariñense

 

Un triángulo amoroso estaría detrás de la tragedia que tiene escandalizado a todo el municipio de Cumbitara, Nariño.

Allí un hombre fue asesinado con arma blanca en su vivienda.

Todo empezó con una discusión entre la víctima, identificada como Álvaro Toro Maya y su esposa Dana Marcel Díaz.

El acalorado cruce de palabras que inició en un establecimiento público terminó en la vivienda de ambos.

Allí, Dana Marcel y una ciudadana venezolana llamada Dayalin Guillén habrían atacado sin piedad al hombre con un cuchillo.

Dos de las lesiones ocasionadas a la altura del corazón le produjeron la muerte de forma instantánea.

 

LAS DEJARON LIBRES

Las mujeres que cometieron el homicidio fueron detenidas por la Policía, pero minutos más tarde las dejaron libres.

El argumento fue que no había órdenes de captura en su contra.

Agregan allegados a la víctima que no solo cometieron el crimen sino también tuvieron tiempo para llevarse todo el dinero que había en la vivienda.

“Tenían dos hijos menores de edad, pero eso nunca le importó a Dana Marcela, quien desde hace días había abandonado a su hija de 8 año”, señalaron los parientes.

Comenta aquí