Política

Por “salirse de la ropa”, Alcalde de Bucaramanga terminó suspendido

Ni pidiendo disculpas el alcalde Rodolfo Hernández Suárez se salvó de la sanción.

 

La Procuraduría General de la Nación decidió suspender por tres meses al alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernándo Suárez por agredir física y verbalmente a un concejal de su municipio.

El incidente ocurrió el pasado miércoles cuando el cabildante Jhon Jairo Claro le reclamara por presuntos actos de corrupción en su administración que involucrarían al hijo del mandatario.

Al Alcalde “se le salió la piedra” y terminó dándole un golpe en la nuca al concejal.

Sobre esta actuación, la Procuraduría consideró suspenderlo de su cargo por este y otros casos en los que terminó agrediendo a personas, afectándoles los derechos al buen nombre y la dignidad.

“Uno no puede enlodar el ejercicio de la función publica, entre otras cosas, agrediendo a los ciudadanos”, dijo Carrillo.

El Alcalde emitió un comunicado disculpándose, pero no fue suficiente para frenar la sanción.

Comenta aquí