El paseo de la muerte que le costó la vida a Diego Hurtado por culpa de Medimás


El joven, de 30 años, murió después de recorrer varios hospitales de Cali pidiendo atención por un dolor en el pecho.

 

 

 

 

Hay indignación por el caso de un joven de Buenaventura que murió en Cali tras dos días de buscar atención médica.

 

 

 

 

 

 

El paseo de la muerte para Diego Hurtado y su familia comenzó el pasado 4 de octubre.

 

 

 

 

 

Diego, de 30 años, y padre de dos niños, llegó a la Clínica Santa Sofía del Puerto con un fuerte dolor en el pecho.

 

 

 

 

 

El joven, afiliado a Medimás, no recibió atención porque, según su mamá, Hermelinda Castro, no habían médicos.

 

 

Diego era fiel hincha del América. Trabajaba en un banco de Buenaventura.

 

 

 

 

La familia tomó un bus con rumbo a Cali y llegaron a la Clínica Esimed, de Medimás. Allí también les negaron la atención.

 

 

 

 

 

Gracias a periodistas del canal RCN, los Bomberos de Cali facilitaron una ambulancia y lo llevaron al Hospital San Juan de Dios.

 

 

 

 

 

 

 

En ese hospital, denunció su prima Carolina Erazo, “le dijeron que el dolor en el pecho era un espasmo, que tenía que calmarse, porque podía ser ansiedad o depresión”.

 

 

 

 

 

Durante horas esperaron los exámenes mientras a Diego le aumentaba el dolor.

 

 

 

 

Sin atención

 

 

 

 

Se necesitaba una Unidad de Cuidados Intensivos para atenderlo, por eso lo remitieron al Hospital Universitario del Valle. Allí dijeron que tenía neumonía. No había cupo para Diego.

 

 

 

 

 

 

“Después fuimos al Valle del Lili, allí lo atendieron pero dijeron que tenía cálculos, y que teníamos que pagar dos millones de pesos si queríamos que se quedara allí. También, que como teníamos Medimás debían atendernos en otro sitio”, denunció Diego Hurtado, el papá de la víctima.

 

 

 

 

 

Finalmente, el joven terminó en el hospital Mario Correa Rengifo.

 

 

 

 

“La atención fue muy demorada, se demoraron 12 horas para hacerle exámenes. Seguíamos esperando la UCI y decían que en ninguna parte había cupo”, dijo el señor Hurtado.

 

 

 

 

Diego empeoró y murió en la noche de este viernes por un paro cardio respiratorio.

 

 

 

 

Su familia responsabiliza a Medimás por este paseo de la muerte.

 

 

 

 

 

“Medimás no me colaboró, no estuvo conmigo. Quisiera que a nadie le pasara esto. Yo llegué con mi hijo en un bus y ahora debo llevármelo en un cajón”, expresó el acongojado padre.

 

 

 

El cuerpo de Diego Hurtado salió esta mañana de la Funeraria Los Olivos de Cali hacia Buenaventura

 

 

 

 

El sepelio del joven, que la próxima semana cumpliría 31 años, se cumplirá mañana.

 

 

 

Este caso ocurre en medio de la crisis que vive la EPS y la cancelación de su venta por parte de Cafesalud.

 

 

 

No venderán Cafesalud a Medimás ¿y ahora qué? Usuario en el limbo

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Post a Comment