Grave denuncia: hincha perdió un ojo por disparo de Policía


Perdió uno de sus ojos, los médicos tratan de salvarle su otro ojo

 

 

Menos de seis meses después del escándalo que salpicó a la Policía Metropolitana de Pasto por la muerte de cuatro hinchas del América en confusos hechos registrados en la vía Panamericana, la institución vuelve a estar en el ojo del huracán.

 

Esta vez el incidente tuvo lugar a las afueras del Estadio Libertad Departamental, previo al compromiso disputado ayer entre el Deportivo Pasto y el Atlético Nacional.

 

Según reveló un hincha a TUBARCO tres simpatizantes del cuadro antioqueño transitaban por inmediaciones de la entrada de la tribuna sur, gradería acostumbrada por las barras del elenco nariñense.

 

Al percatarse de la situación, aficionados locales empezaron a perseguir a los visitantes.

 

En medio de la situación, un grupo pequeño del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, que se encontraba a las afueras del escenario deportivo, decidió intervenir.

 

Fue en ese instante, según la denuncia, que uno de los agentes disparó, de forma aleve y a quemarropa, un perdigón contra el rostro de uno de los aficionados del Deportivo Pasto.

 

De inmediato, el simpatizante: un adolescente de tan sólo 16 años de edad cayó al suelo con su cabeza ensangrentada y con heridas de consideración.

 

Precisamente, debido a la contundencia del impacto, el menor de edad, identificado como David Ortiz, perdió uno de sus ojos.

 

La mala noticia para el adolescente no termina pues a esta hora permanece internado bajo estricta observación y los médicos tratan de salvarle su otro ojo para que no quede completamente ciego.

 

 

DESVIRTÚAN AGRESIÓN

 

Aunque la Policía Metropolitana de Pasto no se ha referido públicamente a esta grave denuncia, la Alcaldía, a través de su secretaria de Gobierno, Carolina Rueda, desvirtuó las acusaciones.

 

De acuerdo con la funcionaria, el triste desenlace fue producto de una riña entre aficionados y no por cuenta de la brutal agresión de uno de los uniformados.

 

Sin embargo, algunos barristas locales y defensores de derechos humanos pidieron una investigación para determinar si, en efecto, hubo exceso de fuerza por parte de la Policía a fin de que se haga justicia.


Post a Comment