Un japonés es ahora el más viejo del mundo


Tiene 112 años y su placer es comer dulces.

 

Siempre la oficina del Guinness Récord siempre está pendiente de la marca de quién es el ser humano más viejo del mundo.

Según La Biblia, cualquier humano puede vivir hasta 120 años.

 

 

Por eso está escrito: “Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años”.

Pues bien la nueva persona paradójicamente más vieja del mundo es un japonés de 112 años.

 

Vive en la isla nipona de Hokkaido.

 

Lo que le gusta

 

Se llama Masazo Nonaka, y al parecer se mueve en silla de ruedas, aunque no tiene otra enfermedad o limitación.

 

Incluso su familia, entre ellos su nieta Yuko Nonaka, reveló su debilidad por comer dulces y que pasa mucho tiempo con largos baños en aguas termales.

Japón es el país que más longevos ha dado en toda la historia porque regularmente la expectativa de vida está cercana a los 90 o 100 años.

 

El año pasado habían cerca de 68.000 centenarios registrados en Japón, según las estadísticas oficiales.

Por ahora lo es el señor Nonaka, que nació el 25 de julio de 1905, casado en 1931, tiene cinco hijos; reemplaza a Francisco Núñez Olivera, fallecido en febrero a los 113 años.

Masazo vive con su familia en un lugar de ryokan.

 

Es un albergue tradicional para turistas que ofrece baños termales. Él aprovecha para sumergirse en las aguas tibias en ‘onsen’.

 

 

La nieta contó que: “Le encanta comer toda clase de o golosinas; dulces de toda clase”. “Lee los periódicos todos los días; con frecuencia se baña en los onsen”.

El Guinness de los Récords, que le entregó a Nonaka un diploma oficial por ser el más viejo; está buscando también a la mujer más anciana del mundo.

 

El puesto quedó vacante desde la muerte de la jamaicana Violet Brown, de 117 años, en julio de 2017.

Japón, conocido por la larga esperanza de vida de sus habitantes, puede presumir de ser el país que ha dado varios hombres más viejos del mundo.

 

Están incluidos Jiroemon Kimura, fallecido en junio de 2013 con 116 años, y  también Sakari Momoi, quien murió en julio de 2015 con 112 años.

Oficialmente para Guinness, hasta ahora, la persona más vieja, tomando en cuenta ambos sexos, es la francesa Jeanne Calment.

 

Ella murió en 1997 a los 122 años y 164 días de edad.

 


Post a Comment