El anuncio de la Alcaldía de Cali de aumentar dos horas del pico y placa, una en la mañana y una en la tarde ha desatado una agria polémica en círculos políticos y ciudadanos.

La anunciada disposición, dice la Secretaría de Movilidad, será aplicada a partir del primer día hábil de julio, es decir desde el 4 de ese mes, según estableció el gobierno municipal. El nuevo horario de restricción quedó establecido, de 6 am a 10 a.m. y de 4 p.m. a 8 p.m., cuando actualmente y durante todo el mes de junio está de 6 a.m. a 9 a.m. y 5 p.m. a 8 p.m.

La discusión por esta determinación empezó en el Concejo Municipal de Cali, donde unos ocho concejales están en desacuerdo, mientras que otros tantos esperan citar al Secretario de Movilidad Juan Carlos Orobio, para que explique en la plenaria cuál es el estudio técnico que se tuvo en cuenta para ampliar las horas del pico y placa.

El concejal Carlos Andrés Arias se mostró contrario al tema, dice él, porque “cuando aprobamos el acuerdo para el pago del impuesto a la descongestión, quedó consignado que no se ampliaría el pico y placa, pero ahora vemos que se está incumpliendo al aumentar las horas”.

El propio Alcalde, Maurice Armitage, ha dejado entender que muy pronto se incrementarán las horas de la prohibición para circular, hasta llegar a todo el día y tal vez a dos días por semana. De otro lado, el analista y experto en asuntos de tránsito, abogado Víctor Hugo Vallejo, dijo que el pico y placa debería tocar también a los cerca de 800 mil motociclistas que hay en la capital vallecaucana y cuyos vehículos, en su mayoría, no están matriculados en Cali.

Al consultar a la gente del común, TUBARCO encontró que algunos han rechazado el nuevo horario, especialmente aquellos que deben llevar sus hijos a centros educativos del sur de la ciudad y otros en menor número, están de acuerdo por la gran congestión existente en las calles caleñas.

 

0
0
0
s2sdefault