Tras un análisis, el Gobierno Nacional avaló la entrega de cerca más de 14 mil hectáreas a familias campesinas de Nariño. “Una de las labores del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible es promover bosques y áreas bien manejadas, productivas, sostenibles en el tiempo y que generen acceso equitativo a bienes y servicios a las comunidades que viven en nuestros bosques”, sostuvo Cesar Rey, director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Este terreno, ubicado en los municipios de Policarpa y de El Rosario, que como baldíos de la Nación entran automáticamente a nutrir el Fondo de Tierras, podrán ser adjudicadas a familias que cumplan con las condiciones fijadas en la ley. De las 762 familias que se benefician con esta medida, cerca del 32% (243), como mínimo, no tienen formalizada la tierra.

“Con la decisión del Ministerio de Ambiente podemos iniciar de inmediato los procesos de adjudicación de baldíos a familias que no tienen actualmente seguridad jurídica sobre los predios que trabajan”, indicó el director general de la Agencia de Tierras, Miguel Samper Strouss.

Con la aprobación de esta sustracción, las familias campesinas de municipios como Policarpa podrán destinar 4.560 ha para la producción campesina, 2.800 ha para recuperación productiva y 3.162 ha para servicios ecosistémicos. A su vez, la comunidad del Rosario contará con 621 ha para producción campesina, 1.243 para recuperación productiva y 1.798 para servicios ecosistémicos.

Según el Gobierno, estas acciones posibilitan el acceso a la propiedad de la tierra de las comunidades campesinas, ayudan a organizar las actividades que dichas comunidades adelantarán con el fin de que respeten la vocación y aptitud forestal del territorio, permitiendo el desarrollo sostenible del país, sin que sea necesario tramitar la sustracción de dichas áreas, como requisito previo a la adjudicación.

0
0
0
s2sdefault