“La solución es la reubicación". Con esa consigna, por lo menos 150 personas, en su mayoría habitantes del Valle del Lili, marcharon por las vías del sur y centro de Cali para exigir que la terminal del sur del MIO no se construya en el humedal El Cortijo, ubicado en el sector residencial de esa zona de la capital del Valle.

1 diana ruiz.jpeg

La movilización partió desde el Parque de Las Banderas, donde se reunieron los participantes vestidos de blanco, con globos del mismo color y varias pancartas lanzando su voz de protesta por lo que consideran un crimen ambiental en el humedal.

“No puede convertirse en política de estado tumbar árboles. Hoy, cuando están anunciando que van a talar los árboles de la Autopista, nosotros queremos insistir en que la construcción de la terminal generará un daño irreparable al bosque seco tropical que hay en ese predio”, aseguró Ricardo Rincón, vocero de la movilización.

2 diana ruiz .jpeg

El recorrido pasó por la Calle 5, la Carrera 5 y la Plaza de Catzedo donde se hizo una pausa frente al Palacio Nacional, para exigir celeridad en las acciones judiciales radicadas ante jueces con las que se busca detener el proyecto de la terminal. Posteriormente, se trasladó hasta el CAM, donde con gritos y arengas los manifestantes pidieron salvar el ecosistema de El Cortijo.

 3 diana ruiz.jpeg

En la movilización participaron organizaciones defensoras de los derechos de los animales y el medio ambiente, estudiantes del Sena y Univalle, además de algunas organizaciones sindicales.

0
0
0
s2sdefault